Big data III. ¿Que hay detrás de los números?

Big Data agrícola

¿Que hay detrás de los números que nos aporta el Big Data? Es interesante dar un mayor significado a ciertos valores numéricos que obtenemos de nuestra gestión agronómica. Así, siempre que vemos el valor numérico del parámetro pH pensamos en si nuestro suelo o agua de riego será de reacción básica o ácida. No hay que equivocarse, hay mucha más información en esos números.

El pH  es también una función de la presión parcial de Dióxido de Carbono. El valor obtenido mediante la medición “in situ” del pH nos dará información sobre la producción de dióxido de carbono que se está produciendo en el suelo y por ende de la respiración del mismo.

O sea que a iguales condiciones del suelo un menor pH significaría mayor respiración y según aumente ese pH disminuirá la respiración y, por tanto, el CO2  pasará a Bicarbonato y en última instancia a Carbonatos, según la gráfica adjunta.

Variación de la especies químicas según el pH.

También es importante tener en cuenta, sobre todo en superficies deportivas en base arenosa, que esa presión parcial de CO2, puede ser muy elevada llegando incluso hasta el 3-4% comparándolo con el presente en otros suelos o con el 0,3% atmosférico. Por tanto, cuando llevamos una muestra al laboratorio y esta se extrae del suelo, la muestra se desgasifica y no tiene en cuenta el CO2 que tenía en origen, por ello podemos decir que la lectura de laboratorio presenta un error.

Es decir, las lecturas de laboratorio serán mayores que si la medición del pH fuese tomada “in situ“.

Si fertilizamos con abonos de reacción ácida como por ejemplo el sulfato amónico, podremos conocer cuándo este Nitrógeno se ha agotado en el suelo. El valor del pH del suelo bajará en función de la cantidad de Nitrógeno aportado y volverá a subir a su nivel normal, una vez se agote en el suelo. Véase en el ejemplo la disminución de medio punto de pH como consecuencia de la acidez del sulfato amónico.

Lectura del pH

Lectura del pH

 

Otros valores numéricos muy interesantes de evaluar son aquellos que comparan las aguas de riego con las aguas de poro de sus perfiles de suelo. Es decir, cuanto más se alejan químicamente los valores entre sí, significa que las aguas de riego suponen poca modificación en los suelos, caso de suelos arcillosos con altas capacidades de intercambio catiónico, pero si se aproximan mucho como es el caso de los sustratos arenosos de greens o campos de fútbol, significará que cualquier cambio en las aguas de riego supondrá un cambio en el perfil de suelo. Es por ello muy práctico el tratamiento del agua de riego para modificar el perfil del green. Esto es muy visual a través de los diagramas de piper.

Por otro lado, asunciones corrientes como la acumulación de costras de carbonato cálcico – magnésico en perfiles de greens USGA y los problemas de infiltración asociados debido al riego con aguas muy alcalinas y duras, no resultan tan obvios en nuestros greens o campos de fútbol (Carrow et al., 1999; Ellis, 2009; Fidanza, 2006; Harivandi, 1999; Simmons, 2010).

Obear y Soldat (2015) estudiaron la distribución vertical  del Carbono inorgánico en 28 greens USGA y no se observaron las acumulaciones de estos carbonatos que sí ocurren en suelos agrícolas, especialmente en las muestras con pH por debajo de 7,8.

Contenidos de carbono inorgánico en distintos suelos de greens frente al valor de pH de los mismos en el estudio de Obear y Soldat (2015)

 

Otro valor de interés agronómico es el valor redox del agua de riego. En la desinfección del agua de riego se debe exigir la monitorización del potencial redox, es decir del potencial de oxidación-reducción (ORP). Varias investigaciones han demostrado que un valor de ORP de 650 a 700 mV, bacterias tales como Escheriquia Coli son exterminadas dentro de pocos segundos. Levaduras y el tipo más sensible de hongo formador de esporas son también exterminadas a este nivel de ORP después de pocos minutos de contacto. En 1971, la OMS adoptó la medida del potencial REDOX como la más fiable para medir la calidad sanitaria del agua.

Tiloom ha adoptado la mejor tecnología para el tratamiento de aguas, en especial para  aquellas provenientes de EDARs, pregúntanos y podremos asesorarte en la solución más eficaz para tu agua de riego.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *