Control de malas hierbas anuales

Ejercer control de malas hierbas anuales puede ser todo un reto. La semilla puede tener diversas fuentes. Puede venir en el agua de riego si esta viene de un cauce natural, puede venir empujada por el viento, por animales o por el propio banco de semillas que se genera en el suelo con los años.

La mejor forma de controlar estas malas hierbas es a través de los herbicidas de preemergencia que generalmente se aplican en la primavera y en otoño. Las formas normales de presentación son o de forma líquida o granulares. La clave es aplicar antes de que las semillas germinen las malas hierbas.

La aplicación de herbicidas preemergencia dura en el suelo de 6 a 12 semanas.

La mayoría de las semillas germinan muy influenciadas por la temperatura. Por lo que monitorizar con sensores es muy interesante ya que podemos ver si la temperatura a 5 cm de profundidad está entre 12 y 16ºC durante 4 o 5 días seguidos. Durante ese tiempo no se deben hacer labores que modifiquen al estructura del suelo para no eliminar la barrera protectora.

Cuando la temporada de emergencia de malas hierbas se alarga se puede realizar una segunda aplicación.

Finalmente cuando se ha trabajado bien con los productos pre emergencia su aplicación puede dilatarse en el tiempo ya que el banco de semillas habrá mermado mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *