Modelación de Intercambio Catiónico

La capacidad de intercambio catiónico (CIC) es la capacidad del suelo para retener, adsorber e intercambiar cationes. Esta capacidad es variable dependiendo del contenido de materia orgánica, pH, textura, etc.., además, para similares capacidades de intercambio, la intensidad del mismo varía en función de la composición química del agua que atraviesa los diferentes horizontes y del agua de poro que encuentra en su camino, debido a que el intercambio se produce con la finalidad de llegar al equilibrio químico entre el agua de poro del suelo y el agua de riego. Es decir, cuanta más diferencia existe entre ambas aguas, mayor intercambio se produce. Por tanto, para similares capacidades de intercambio catiónico en un perfil de suelo, en los horizontes más superficiales se produce un intercambio más intenso que en los inferiores debido a que las diferencias son mayores entre estas aguas; en el horizonte  inferior el agua de riego ya ha comenzado a equilibrarse con el agua de poro del horizonte superior y por tanto las diferencias entre ambas aguas disminuyen conforme va aumentando la profundidad,  y así por tanto el intercambio catiónico.

La intensidad del intercambio catiónico de los diferentes horizontes del suelo es función de las diferencias químicas  que existen entre el agua de poro del suelo y el agua de riego que va penetrando

screenshots_2017-01-03-19-16-09

Diferenciación de perfiles del suelo

La modelación de estos fenómenos puede efectuarse a través de softwares de hidrogeología aplicada a superficies deportivas, teniendo en cuenta los análisis químicos de agua de riego y de suelo. Así, Tiloom ofrece la modelación del intercambio catiónico que se puede producir en los diferentes suelos regados con diferentes aguas, incluso modelando la temperatura o las tasas de producción de CO2 en las diferentes estaciones del año.

Véase en la figura un ejemplo de modelación de dos perfiles de suelo diferentes a una temperatura de 8 °C (perfil A de 0 a 10 cms y perfil B de 10 a 20 cms, ambos con una atmósfera edáfica del 1% en el contenido de CO2 del suelo.

screenshots_2017-01-03-18-48-54

Adsorción de Calcio – Magnesio y desorcion de Sodio y Potasio en horizonte superior

Es posible cuantificar el intercambio que se produce (un total de miliequivalentes/kg de suelo 10 veces mayor en el horizonte superior que en el inferior para este caso concreto), además de conocer qué cationes se adsorben o desorben.

screenshots_2017-01-03-18-49-39

Desorcion de Calcio – Magnesio – Potasio y adsorcion de Sodio en horizonte inferior.

Por tanto, dependiendo de las distintas aguas de riego y de los contenidos nutricionales o salinos del suelo, los intercambios van variando, e incluso pueden invertirse en los diferentes perfiles de suelo.

Si conoce qué ocurre exactamente en tu suelo, podrás tratarlo correctamente. No deje nada para la improvisación. Llame ya a Tiloom y rentabilizará su gestión agronómica de forma notable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *