Salinidad de suelos y la Toxicidad

El manejo de la salinidad de suelos y la toxicidad consecuente es sinónimo de lavado y la lixiviación de sales

La mayor parte de los problemas derivados de la salinidad excesiva es como se explicó en la entrada anteriór el déficit hídrico fisiológico, debido a la osmosis entre las raíces y el suelo. Pero existe otro problema que influye negativamente en el desarrollo vegetal, la toxicidad. El exceso de sales en el horizonte de enraizamiento de un suelo es un detonante de problemas para la cubierta vegetal.

Dado que las sales son solubles generalmente se pueden evitar problemas si se realizan riegos abundantes en las épocas más secas que no tengan como objetivo cubrir la evapotranspiración, si no favorecer el movimiento de las sales a horizontes más profundos del suelo donde no interactuen con los tejidos de la cubierta Se debe siempre tener en cuenta que no hay que regar más volumen que la conductividad hidráulica del suelo para evitar escorrentías y que el lavado sea eficaz.

El déficit hídrico no es el unico problema que se presenta cuando el nivel de sales del suelo es demasiado elevado.

Evolución de la salinidad en el suelo.

El exceso de sales acumuladas tienen un elevado riesgo de producir toxicidad al cultivo.

  • El Sodio es un elemento presente en todos los suelos y agua en alguna concentraciónPero generalmente no debería preocuparnos si en el agua de riego no se encuentra en valores superiores a 70 mg/l. Se absorbe tanto por las raíces como por las hojas y puede provocar a parte de los problemas de estructura del suelo y secuestro de nutrientes, la quema de los tejidos con los que contacta. Aunque parezca poco evidente, tanto las especies tolerantes como las sensibles pueden sufrir las quemaduras por sodio en época estival ya que normalmente se realizan riegos cortos y frecuentes que favorecen la acumulación.
    Para luchar contra la acumulación de sodio en suelo se necesitan enmiendas pulverizadas de yeso o calcio, son labores muy efectivas pero de resultados lentos. En nuestra entrada sobre el SAR y el PSI se habla más en detalle de los efectos.
  • El Cloro es un indicador muy fiable de los procesos fisicoqúimicos del suelo y se puede usar como índicador de la salinidad de suelos debido a sus carácterísticas conservativas.  Los céspedes no son particularmente sensibles al cloruro y pueden tolerar niveles de hasta 100 mg/l. aunque pueden sufrir lesiones cuando se riegan con agua que contenga> 355 mg/l de cloruro. Y algunas plantas ornamentales son sensibles a concentraciones de cloruro superiores a 70 mg / L. Cuando el cloro es absorvido por las raíces disminuye la producción efectiva de clorofila, apagando su coloración verde y disminuyendo su capacidad de recuperación.
Todos los elementos son susceptibles a causar fitotoxicidad si se alcanzan los valores adecuados. Los valores expuestos se obtuvieron del estudio del documento Duncan, R.R., R.N. Carrow, and M. Huck. 2000. “Understanding Water Quality and Guidelines to Management”. USGA Green Section Record. September-October, pp. 14-24.
  • La toxicidad por Boro raramente es tomada en consideración aun que si tenga importancia.  Para algunas plantas ornamentales en concentraciones tan bajas como de 1 a 2 mg / L en agua de riego la toxicidad puede estar presente. Se desarrollan síntomas que aparecen como necrosis en los márgenes de las hojas más viejas. En comparación, los céspedes son más tolerantes al boro y son capaces de desarrollarse en suelos con concentraciones de boro de 10 mg/Kg. Aunque hay que estar muy pendiente si el agua de riego tiene concentraciones de boro superiores a 2 mg/l.

En el se desarolla en mayor detalle otras sales que pueden causar toxicidad. Todos los valores están expresados en mg/l.

Macronutriente Bajo Normal Alto Muy Alto
Nitrogeno (N) <1.1 1.1-11.3 11.3-22.6 >22.6
Nitrato (NO3) <5 5-50 50-100 >100
Amonio (NH4) <2 2-75 75-100 >100
Fósforo (P) <0.01 0.1-0.4 0.4-0.8 >0.8
Potasio (K) <5 5-20 20-30 >30
Calcio (Ca) <20 20-60 60-80 >80
Magnesio (Mg) <10 10-25 25-35 >35
Sulfuro <10 10-30 30-60 >60

 

Micronutriente Aceptable Concentración máxima sugerida
Hierro (Fe) 2.4-4.0 5.0
Manganeso (Mn) <0.2 0.2
Cobre (Cu) <0.2 0.2
Molybdeno (Mo) <0.1 0.1
Zinc <0.3 2.0
Boro <2.0 2.0

Los medidores de la Electroconductividad son los instrumentos más eficaces para manejar correctamente, nuestro favorito es el medidor de EC para suelo y agua FieldScout, con el se puede saber de forma muy precisa económica la salinidad del suelo.

Otros instrumentos como el POGO o el TDR permiten realizar esas mediciones añadiendo también la medida de la humedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *