🌟 Mejora tu campo deportivo con una auditoría experta.

El ciclo del nitrógeno – Nutrición vegetal

Ignacio del Rey
Ignacio del Rey
Ver perfil

Compartir en RRSS

Índice de contenidos: El ciclo del nitrógeno – Nutrición vegetal

Los fertilizantes nitrogenados no siempre son asimilables directamente por las plantas. Antes de que la planta pueda tomar el fertilizante, este debe estar en la forma química adecuada y el responsable es el ciclo del nitrógeno.

Las plantas por lo general solo pueden absorber nitrógeno en dos formas químicas el amonio y el nitrato. Las plantas tienen predilección por el nitrato y siempre se absorbe así con más facilidad.

  • Amonio NH⁺4 –> Es biodisponible, pero no es la fuente predilecta de absorción.

El amonio ya es un elemento biodisponible por lo que su efecto es inmediato, aunque no es óptimo. El amonio una vez en el suelo puede tener 4 vías:

  1. Asimilación vegetal
  2. Formación de amoniaco y volatilización
  3. Fijación en el suelo en casos con alta capacidad de intercambio catiónico
  4. Entrada al ciclo de nitrificación, durante el proceso de nitrificación se puede generar oxido nitroso y monóxido de nitrógeno que es volátil si los suelos son ácidos.
  • Nitrato NO3- –> Es biodisponible y la fuente preferida de nitrógeno.

Por eso cualquier fertilizante que se aplique no podrá ser absorbido hasta que el ciclo haya alcanzado el nitrato o el amonio.

Cada fertilizante nitrogenado tiene un ciclo de descomposición distinto

  • Urea CO(NH2)2

La urea es una potentísima fuente de nitrógeno. Su concentración es muy elevada y su biodisponibilidad muy rápida. Su concentración de nitrógeno es del 46% y su biodisponibilidad de entre 6 horas hasta 48 horas.

Cuando la urea se aplica en el suelo con un pH sobre 6,3 se produce la hidrólisis generando amonio y bicarbonato. Si el pH es menor a 6,3 la hidrólisis genera amonio, dióxido de carbono y agua. Su lixiviación es baja, su acción duradera y tienden a acidificar ligeramente al suelo. Existe la versión de Sulfúrea y fosfórea, que añade en su composición azufre y fósforo respectivamente.

Incompatibilidades parciales con el Sulfato amónico, Nitrato cálcico, Nitrato potásico, Fosfato monoamónico, Ácido fosfórico, y el nitrato amónico. ¡Se pueden mezclar, pero no se recomienda dejarlo mucho tiempo mezclados en la cuba!

https://www.tiloom.com/producto/laqua-twin-no3/

Los fertilizantes amónicos tienen reacciones muy parecidas.

Por lo general los fertilizantes amónicos se lixivian poco y tienen una fuerte reacción ácida en el suelo.

  • Sulfato amónico (NH4)2SO4

El sulfato amónico tiene un 21% de Nitrógeno y un 60% de Azufre. En suelos arcillosos o con poca infiltración puede dar problemas de exceso de azufre, pero en suelos con buena infiltración no suele tener inconvenientes.

El sulfato amónico es incompatible totalmente con el Nitrato cálcico, el Fosfatato monoamónico y el ácido fosfórico. Y parcialmente con la urea.

  • Fosfato monoamónico NH₄H₂PO₄

Su concentración es de 11% de Nitrógeno y un 52% de fósforo.

La unión de estos dos elementos nutrientes funcionan como sinergia entre ellos ya que se favorece la absorción del fósforo y que reduce la tendencia de fijación del fósforo en suelos de alta capacidad de intercambio catiónico. Se recomienda su uso en suelos alcalinos o con aguas de pH alto. El fosfato monoamónico no debe mezclarse con el Sulfato amónico y el Nitrato cálcico. Y se debe usar rápidamente mezclado en la cuba si se mezcla con urea. No debe ser mezclado con fertilizantes de calcio y magnesio

Algunos productos como el ácido nítrico también aporta nitrógeno que debe de contabilizarse para un trabajo profesional.

  • Fosfato Diamónico (NH4)2HPO4

Se diferencia con su hermano pequeño en que aumenta las concentraciones nutritivas. u concentración es de 18% de Nitrógeno y un 54,6% de fósforo. En el resto de características es igual que el fosfato monoamónico.

El fosfato diamónico no debe mezclarse con el Sulfato amónico y el Nitrato cálcico. Y se debe usar rápidamente mezclado en la cuba si se mezcla con urea.

Los fertilizantes de nitratos tienen reacciones muy parecidas.

Los fertilizantes de nitratos se lixivian mucho y su duración en el suelo es baja. Y no tienen reacción ácida.

  • Nitrato potásico (KNO3)

Tiene una relación NPK de 13-0-44. Se usa frecuentemente en fertirrigación y su biodisponibilidad es alta e inmediata, aunque de rápida lixiviación. No tiene incompatibilidades, pero si se mezcla con Urea debe usarse con rapidez y no dejarlo mucho tiempo en la cuba. Es muy popular en los fertilizantes comerciales granulados.

  • Nitrato cálcico (Ca(NO₃)₂)

El nitrato cálcico tiene una relación normalmente de de un 15% de nitrógeno y 26 de calcio, aunque se presenta en muchos formatos y puede variar. Es muy efectivo gracias a su concentración de calco tiene la capacidad de regular el potencial osmótico del suelo, permitiendo que la planta absorba agua con más facilidad.

Tiene un gran inconveniente y es que es incompatible con muchos otros fertilizantes como el Sulfato amónico, Fosfato monoamónico, Ácido fosfórico, Sulfato Potásico, o el nitrato amonio. Y tampoco sebe mezclarse durante mucho tiempo con la Urea o el Nitrato potásico.

  • Nitrato amónico (NH4NO3)

El príncipe del nitrógeno con una concentración del 34% por detrás de la urea, aunque es más estable y no volatiliza nitrógeno a la atmósfera. Es muy soluble por lo que se comporta bien en el fertirriego. Se comporta mejor frente al medio ambiente que la urea y tiene reacción ácida y su parte nítrica se mantiene más tiempo en suelo.

Es incompatible solo con el nitrato cálcico, y no conviene mezclarlo mucho tiempo con la Urea y el Ácido fosfórico.

Los nitratos son una parte imprescindible de la nutrición del suelo y un ejemplo perfecto de su fertilidad.

Se puede conocer la fertilidad del suelo con los Ionómetros Laqua. Estos sensores facilitan la labor de dar seguimiento a la fertilidad realizando lecturas in situ e inmediatas. Cualquier campo puede tener un Ionómetro en sus instalaciones e ir dando seguimiento a los nitratos para conocer las necesidades reales de nitrógeno de las plantas en cada momento.

¿Quieres saber más sobre el nitrógeno o sobre los ionómetros? Ponte en contacto con Tiloom en info@tiloom.com y te informaremos.

 

 

Si ya has leído El ciclo del nitrógeno – Nutrición vegetal quizá te interese...

Otros artículos de Ignacio del Rey:

¿No has encontrado lo que andabas buscando?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes
es_ESEspañol

Contacta con nosotros

¡Hola! ¿Tienes alguna duda o consulta?

Por favor, rellena el siguiente formulario para que podamos atenderte lo más rápidamente posible, muchas gracias.

También puedes contactar con nosotros a través de los siguientes enlaces:

¡Suscríbete a nuestra Newsletter...

Tiloom-Kit-Pro-PCR

Y tendrás acceso prioritario a nuestras exclusivas promociones y ofertas, ideales para ahorrar en tus compras y mantener tus campos deportivos y agrícolas a la vanguardia!

Además, te mantendremos informado sobre las últimas novedades en Greens y Agricultura con las últimas entradas de nuestras Greenkeepedia, incluyendo innovaciones, eventos y entrevistas con expertos.

¡Haz clic para suscribirte ya y consigue acceso exclusivo!