Desnitrificación de agua de riego

La desnitrificación del agua de riego es una nueva forma de cuidar los campos ya que controlar la cantidad de nutrientes del agua nos permitirá tener un campo más sano.

El nitrógeno es un nutriente esencial en la vida vegetal, y por lo general escasea su disponibilidad. Cuando el agua de riego proviene de una estación depuradora de aguas residuales la cantidad de nutrientes disueltos en el agua puede llegar a ser problemático.

El exceso de nitrógeno en el agua es peligroso para los humanos, puede hacer que se contaminen las aguas (lagos, acuíferos o ríos) y el cultivo de algunas especies vegetales será muy difícil. Realmente el problema de cultivo es tan grave que muchos campos se ven obligados a cambiar los greens a especies con más resistencia para poder mantenerlos.

El nitrógeno en forma de gas es un gas inocuo que se puede liberar sin peligro.

Para solucionar el problema del exceso de nitratos y nitritos en el campo se puede realizar por dos formas:

  • Reducción – A través de esta vía, y en condiciones anaeróbicas las bacterias del reactor convierten los compuestos nitrogenados en gas nitrógeno. (Reed et al. 1988; Madigan et al. 1997). 
  • Acumulación de biomasa – Las bacterias aeróbicas crecen aprovechando los compuestos nitrogenados como fuente de proteínas. (Bitton 1994; Madigan et al. 1997). 

La reducción es más eficaz ya que consigue eliminar compuestos nitrogenados más rápidamente que la vía de la acumulación de biomasa. Ademas el residuo final es gas.

Es curioso como las bacterias desnitrificadoras son las más habituales en la naturaleza.PseudomonasBacillusSpirillumHyphomicrobiumAgrobacteriumAcinetobacterPropionobacteriumRhizobiumCornebacteriumCytophataThiobacillus, y Alcaligenes.  (Smith et al. 1994; Bitton 1994). Y es que la naturaleza es sabia y sabe resolver sus problemas.

2 Comments on “Desnitrificación de agua de riego

  1. Buen trabajo muchachos, aunque en las condiciones del Caribe Tropical en que vivo, es poco frecuente encontrar altas concentraciones de nitrógeno que requieran un accionar para disminuir su concentración. En nuestras condiciones abundan más las sales de calcio y magnesio que ejercen también efectos muy dañinos porque favorecen los procesos de salinización cuando la conductividad eléctrica se aproxima o supera el valor de 2 en el agua de riego.
    Me interesa mucho lo que publican y tengo disposición para colaborar gratuitamente con vosotros enviando resultados de investigaciones y experiencias en nuestras condiciones de suelo y clima. Solo decídme si les interesa.

    Alfredo Pita Hernández
    Pinar del Río. Cuba (1951)
    Ingeniero Agrónomo por la Universidad de la Habana, Especialista en Explotación de Maquinaria Agrícola, Máster en Agroecología y Agricultura Sostenible, Doctor en Ciencias Forestales. Experiencia en docencia universitaria (Profesor Auxiliar), gerencia de sistemas integrados agrosilvopastoriles con manejo agroecológico e investigaciones sobre micorrizas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *