Buenas prácticas I Rhizoctonia

El hongo Rhizoctonia ssp. puede ser combatida a través de buenas prácticas que de tenerlas en cuenta nos ahorrarán muchos dolores de cabeza. Los síntomas del desarrollo de Rhizoctonia pueden ser el Brown patch, Large patch o el Yelow Patch,

La Rhizoctonia se puede presentar de distintas formas en el campo, como el famoso “Brown Patch” o el “Yelow Patch” o el “Large Patch”

  • El Brown patch, es producidos por la Rhizoctonia solani, y se desarrolla en momentos cálidos y húmedos. El hongo se activa en épocas en las que la temperatura del aire no baja de 15ºC y la del suelo no baja de 18ºC. Pero generalmente, no se aprecian grandes problemas hasta que no se alcanzan los temperaturas del aire superiores a 25ºC en combinación de una humedad relativa del 95% durante más de 10 horas. Humedades tan altas se alcanzan con facilidad a la altura del suelo con el rocío o la acción de riegos abundantes.

De Izquierda a derecha: Parche marrón más a menos activo.

  • Los Large patch se desarrollan en los periodos de dormición de especies C4 por la Rhizoctonia solani. Son grandes parches que pueden desarrollarse todos lo años en los mismos sitios. Se estima que la temperatura del thatch debe estar entre los 10 y los 21ºC y una importante humedad relativa. En muchas ocasiones el contagio ocurre en otoño y los síntomas aparecen en la primavera del año siguiente. Al igual que en el Brown patch, es importante mantener en la medida de lo posible la hoja y el cuello de las plantas lo más seco posible.

Imagen de Large patch.

  • El Yelow patch, ocurre en zonas con temperaturas más templadas que el Brown patch ya que puede ser problemática a partir de los 20ºC y también se combate manteniendo el césped con una humedad baja. Es frecuente en las transiciones del otoño al invierno y del invierno a la primavera.

Imagen de parche amarillo.

La aparición de las manchas es favorecida por cualquier factor que no facilite que las hojas no se sequen, como puede ser un exceso de sombras, una falta de ventilación o de drenaje. Actúa a favor del hongo los excesos de nitrógeno o el uso de mantillos que no han completado su proceso de compostaje correctamente.

La combinación de calor y humedad suele ser el detonante de la mayoría de los hongos que afectan a las plantas

El conocimiento es esencial para definir unas buenas practicas eficaces:

-Para controlar su impacto hay técnicas que fomentan los largos y poco frecuentes que minimicen el contacto entre el agua y la hoja. Tiene buenos efectos desplazar el riego a la mañana para eliminar la grandes gotas de roció y de la gutación y favorecer el secado rápido de las pequeñas gotas de la aspersión. El pase de la segadora, el rodillo o de una barra por la superficie a primera hora de la mañana eliminan las gotas de rocío.

-El exceso de nitrógeno hace que no se disparen los mecanismos naturales de defensa, el crecimiento vegetal se produce con tejidos suaves y fáciles de invadir por los hongos. Las dosis de nitrógeno durante las épocas calurosas se deben realizar en dosis bajas.

-El drenaje deficitario evita que el césped seque rápidamente, por lo que las labores de descompactación y la eliminación del thatch serán buenos remedios ante el parche marrón.

El hongo normalmente no mata al cultivo y se recuperará en el momento en el que el hongo deje de actuar.

-El riego a última hora de la tarde para que la hoja no quede húmeda mucho tiempo durante las calurosas noches del verano. Los riegos de refresco suelen tener poco impacto por que con el calor del día el césped se seca rápidamente.

-Eliminar vegetación de zonas de poca insolación o ventilación, y en zonas de alto mantenimiento se puede instalar ventilación forzada e iluminación artificial para facilitar que el césped se mantenga seco y saludable.

-El uso preventivo agendado de fungicidas químicos como Azoxystrobin, Fenarimol, Flutolanil, Mancozeb, Myclobutanil, Propiconazole, Triadimefon (Es importante conocer cuales son válidos en la zona de uso) son una estrategia válida para ayudar a todas las anteriores técnicas de buenas prácticas. Cuando el impacto de la Rhizoctonia es intermitente se pueden utilizar los fungicidas de forma curativa para impactar de forma mínima contra el medio ambiente.

La gutación es la exudación de gotas de la savia del xilema en las puntas o bordes de hojas de algunas plantas vasculares, como los céspedes.

A la izquierda rocío, a la derecha gutación.

Se puede llegar a controlar de forma muy eficiente el impacto de la Rhizoctonia, aunque será imposible eliminar al 100% el hongo. El conocimiento del campo y la experiencia son dos herramientas con un valor incalculable. Muchos greenkeepers realizan estos paseos de mano de instrumentos de medición de humedad como POGO o TDR para terminar aprovechar el reconocimiento y recopilar más información del estado del campo.

POGO Pro +

TDR 350 | Medidor de Humedad

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *