Manejo Integrado de Plagas MIP Caracterización del campo.

Para trabajar en el manejo integrado de plagas es necesario tener una caracterización detallada del campo. Es muy importante conocer cuáles son los problemas que ocupan al campo directamente. Se debe evitar realizar las labores de forma rutinaria y concretar la motivación de todo el manejo del campo.

Caracterizar el campo es el paso más importante para ahorrar recursos.

En cada zona de estudio se deben determinar todos los condicionantes existentes. Es muy importante anotar cualquier variable que dé pie a un crecimiento menos vigoroso y tomar medidas efectivas para paliar los problemas encontrados por ejemplo:

  • Zonas de sombra.
    La baja concentración de PAR (Luz fotosintéticamente activa) sobre una superficie de alto rendimiento es una de los principales problemas. Existen instrumentos que permiten conocer de forma muy concreta el PAR de la superficie. Las universidades por todo el mundo han realizado trabajos para conocer cuáles son las necesidades de luz de cada especie. Aunque es cierto que las variedades entre sí pueden diferenciarse notablemente. Travis Russell, Doctor de la Universidad de Arkansas, Realizó una interesante disertación sobre las necesidades lumínicas. En el define la calidad de la cubierta vegetal formada por distintas variedades en función de la PAR recibida.
  • Especies óptimas para la localización.
    Encontrar el mejor césped para el terreno es una importante labor que realizar para disminuir los costes de mantenimiento. Así bien, realizar las rotaciones en el momento justo y con la especie adecuada para el clima en el que se trabaja.
  • Áreas con mala circulación de aire.
    Taludes, edificaciones o zonas ornamentales pueden dificultar una constante renovación del aire. Un aire con una circulación buena facilita que la hoja se seque tras el rocío de la mañana o después de un riego. Mantener la hoja razonablemente seca es fundamental para ahorrar daños por hongos y bacterias patógenas. Cuando el obstáculo no se puede salvar, se puede optar por ventiladores de exterior. Secar la hoja del césped también es recomendable antes de la aplicación de abonos. Las formas solubles de Nitrógeno y Potasio pueden causar serias quemaduras.
  • Fertilidad, compactación y drenaje del suelo.
    En construcciones nuevas no debería ser un problema ni la infiltración ni el drenaje. En ocasiones los poros del suelo se pueden colmatar de micropartículas que no permiten el drenaje adecuado.  Por otro lado,  los extremos en la fertilidad así como en el pH o la salinidad son sinónimos de plantas problemáticas y con más problemas ante las enfermedades.

    Hay que tener especial cuidado con las enmiendas orgánicas, es muy importante usar siempre mantillos, compost o humus estabilizados que aseguren la ausencia de patógenos.
  • Labores culturales programadas
    Controlar el estado de la maquinaria, el afilado de las segadoras, el tipo de neumático que usan o si los operarios conocen perfectamente el uso de la maquinaria.
  • Uso del suelo
    Cada tipo de superficie tiene unas exigencias de calidad distintas y se deben definir concretamente. El uso adecuado de recursos para cada tipo de zona es fundamental. Aunque esta generalmente bien resuelto.

Apunta adecuadamente toda la información representativa del campo.

El cuaderno digital TurfKeeper es una herramienta que permite facilitar la labor del encargado de mantenimiento de forma extrema. Permite conocer y reducir los costes de cada una de las partidas. Además facilita el control del personal y de los consumibles.

En una misma propiedad puede haber más de un microclima, las zonas más desconocidas son las más vulnerables.

Por otro lado no todos los campos tienen las mismas plagas, es importante caracterizarlas conforme van apareciendo en el campo. Es una tarea que se requiere la observación durante años, ya que no todas las plagas atacan todos los años. En caso de que una plaga no sea reconocible es necesario acudir a expertos o laboratorios que nos ayuden en esa tarea.

También es importante no solo reconocer la plaga, si no conocer su impacto. Existen herramientas que pueden ayudar a hacerlo, pero si los recursos o el tiempo fuesen una limitación para la propiedad es suficiente con estimar el impacto en una escala propia definida por el equipo de mantenimiento. El uso de estaciones meteorológicas es un firme aliado para sincronizarse con el ciclo de las enfermedades que frecuentemente invaden la propiedad, ya que la mayoría de las plagas están atadas a las condiciones climáticas y existen modelos de crecimiento. Modelizando el ciclo se puede hacer una previsión la aparición y determinar el umbral de daños previo a la actuación. Algunos software son gratuitos desarrollados por universidades y otros son complementos a productos como las estaciones meteorológicas Davis o Spectrum.

Por ejemplo Rick Brandenburg Entomólogo especialista en césped de la universidad de Carolina del Norte explico en un artículo de 1998 los momentos más críticos del ciclo distintos insectos.

Grado de importancia como plaga: * = plaga importante, ocurrencia frecuente; ** = Generalmente presente, pero generalmente no es una plaga; *** = Plaga ocasional, tratar cuando sea detectado.
Especies de gramíneas preferidas: A = Centipedegrass, festuca, y muchas otras gramíneas; B = San Agustín; C = Festuca; D = Bluegrass; E = Bermudagrass; F = Zoysiagrass; G = Bentgrass; H = Bahiagrass.
Actuación: S = Sprays; Gr = Gránulos; Ba = cebos; M = Mantener el césped en condiciones saludables.

Por otro lado Richard Latin, profesor de patología vegetal de la universidad Purin colaboró en determinar los periodos aproximados de distintas enfermedades fúngicas.

Gravedad: X: Poco peligro; XX: Precaución; XXX; Mucho peligro

Lo parece un trabajo metódico y exhaustivo, es un trabajo esencial para el manejo integrado de plagas. El cuaderno de campo donde este todo reflejado es oro para la propiedad y se debe completar durante toda la vida del campo ya que facilitará al equipo de mantenimiento conocer su lugar de trabajo.

En Tiloom podemos ayudarte con la distribución de todo tipo de tecnologías orientadas a mejorar la calidad de los terrenos y entre ellos al manejo integrado de plagas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *