Problemas de infiltración por cementación del Hierro

La velocidad de infiltración del agua en las superficies deportivas es un parámetro fundamental para asegurar las propiedades físicas de los sustratos. Para su determinación se utiliza el infiltrómetro de doble anillo.

Las bajas tasas de infiltración se producen debido a malas selecciones de áridos, compactaciones del terreno, excesivas acumulaciones de materia orgánica. Ahora conocemos otra razón: la precipitación de óxidos de hierro

Malas selecciones de áridos, compactaciones del terreno, excesivas acumulaciones de materia orgánica, son situaciones comunes en las que se producen bajos resultados del ensayo de infiltración, Pero hay otras posibles causas derivadas de las diferentes especiaciones del hierro.

El hierro es aportado a través de la fertilización o como consecuencia de la mineralización de la materia orgánica, fundamentalmente como Fe (II). Estas formas pueden producir en perfiles arenosos propios de greens, campos deportivos o cultivos agrícolas sobre terrenos ácidos muy permeables, la lixiviación del exceso de hierro no asimilado por las raíces hacia las capas más profundas, llegando a los sistemas de drenaje, los cuales si además presentan naturaleza alcalina y ambiente aeróbico, produce la oxidación de ese Fe (II) y su precipitación como Óxidos de Hierro (III), provocando una capa u horizonte en el límite entre la capa arenosa y la capa drenante de grava. Este fenómeno es aún mas significante cuanto más acida sea la arena y más básica sea la grava drenante.

Ejemplo de horizonte cementado por precipitación y formación de óxidos de hierro en Hawaii. Fuente: Soils with iron-cemented layers on golf courses in the USA. Glen R. Obear, Alfred D. Hartemink, Douglas J. Soldat. 2014

Cuantas más unidades de diferencia existan entre el pH de la arena del sustrato y el pH de la grava, mayor grosor de capa de óxidos de hierro se formará en ese horizonte y peor será la infiltración por la formación de esa capa de sellado

El pH del suelo controla el movimiento del Hierro en el medio plazo, si bien las condiciones de potencial redox del suelo lo hacen en el largo plazo, las formas ferrosas (Fe +2) predominan en ambientes anaeróbicos y las férricas (Fe +3) en condiciones aeróbicas

Es por tanto interesante tener en cuenta este aspecto a la hora de seleccionar la naturaleza de la grava, siendo las de reacción ácida menos propensas a producir estos problemas en el futuro. Ensayos relativos a estos fenómenos están siendo estudiados por Glen Obear y Bill Kreuser, Universidad de Nebraska, Lincoln, a través de unos dispositivos construidos a tal efecto https://www.youtube.com/watch?v=iJzYzuITz44

Si deseas valorar problemas de infiltración en tu campo, no dejes de contactarnos y te ofreceremos la mejor solución para cada problema específico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *