Aminoácidos para césped

El uso de los aminoácidos para el césped abre la puerta a nuevas formas de mantener un césped saludable. Los aminoácidos son los ladrillos que constituyen las estructuras complejas que son las proteínas. Estas proteinas son las responsables de las principales funciones a desempeñar en la maquinaria interna de nuestros céspedes.

En condiciones normales, nuestros céspedes pueden generar de forma natural suficientes niveles de aminoácidos a través del proceso de la respiración, con el que los azúcares son transformados después de varias reacciones en aminoácidos. Son las situaciones de estrés como las que se pueden dar tras un partido de fútbol y se quiera recuperar de las pisadas rápidamente cuando es recomendada su aplicación, en situaciones de estrés estival, o como forma de aumentar la flora microbiana, pues resulta una excelente fuente de carbono para el microbioma, además son excelentes agentes quelatantes para los micronutrientes.

Son aplicaciones necesarias en momentos determinados que demanden una acción rápida y eficiente, especialmente bajo situaciones de estrés .

Su esencia química siempre es igual. Un átomo de carbono central, un grupo amino, un ácido carboxílico y un grupo diferenciador para cada aminoácido que denominamos grupo R.

Por un lado los compuestos de Glycina y ácido glutámico son esenciales para la formación de tejido foliar y síntesis de clorofila. Su mayor concentración dota mayor actividad fotosintética y color.

Y por otro lado el ácido L-glutámico actúa como un agente osmótico, facilitando la apertura de los estomas. Si los estomas permaneciesen cerrados, fotosíntesis y transpiración se reducen, mientras la respiración aumenta (destrucción de azúcares), y retardo del metabolismo.

Otros aminoácidos muy relevantes son:

  • L-Tryptophano, constituye las unidades básicas de las auxinas (hormona vital)
  • L-Arginine, aumenta la tolerancia a la salinidad y mejora el desarrollo radicular
  • L-Taurine, aumenta la tolerancia a la sequía y salinidad
  • L-Glicina, es un agente quelatante natural, que mejora la asimilación de micronutrientes, además de estimular la fotosíntesis
  • L-Prolina, L-leucina, L-Isoleuncina y L-Serina son protectores osmóticos, que aumentan las tolerancias a la sequía, salinidad y estrés térmico
  • L-Lisina, ácido L-glutámico, L-Alanine y L-Proline están involucrados en la producción de clorofila y tasas fotosintéticas
  • L-Histidina, L-Alanina, L-Metionina y L-Prolina realizan funciones relacionadas con la apertura de estomas
  • Ácido Aspártico y L-Valina mejoran la germinación de las semillas
  • L-Valina, L-Tryosina, L-Threonina, L-lisina y L-Alanina aumenta la tolerancia a la sequía
  • L-Phenylalanina favorece la lignificación, fortaleciendo las paredes celulares.

Si necesitas, Tiloom puede asesorarte qué aminoácidos son más recomendables para completar la nutrición de tus campos o greens según tus necesidades particulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *