Estrés por frío

La temperatura es un factor clave para el desarrollo de cualquier cultivo y el estrés por frío es determinante.

La localización es fundamental a la hora de decidir un césped adecuado y bien adaptado a las condiciones previstas generales. Si la zona tiene un invierno bien marcado los céspedes C3 tiene más posibilidades de vivir que los C4 durante esos periodos. De más resistente al frío a menos resistente al frío se podría definir este orden:

Poa trivialis

Agrostis stolonifera

Poa pratensis

Poa annua

Festucas

Lolium perenne

Lolium multiflorum

Los céspedes C4 son menos resistentes que cualquiera de los anteriores a temperaturas por debajo de 12ºC.

Resiembra de Raygrass de cara al invierno

Algo que no se tiene muy en cuenta a la hora de cuidar céspedes que van a soportar temperaturas bajas es el drenaje. Las condiciones de saturación altas perjudican gravemente la supervivencia del cultivo. Durante las épocas frías el césped apenas crece y no evapotranspira por lo que puede vivir en perfiles secos y bien drenados. Además un césped muy turgente es más propicio a sufrir daños por el frío.

La nutrición es clave para que el césped pase el invierno, huid de los excesos de nitrógeno y acercarse al potasio y fosforo.

EL TDR te facilitará conocer la humedad también en invierno y saber si el suelo está bien drenado

Las aplicaciones de fertilizantes nitrogenadas antes de la época invernal ayudan a aumentar la turgencia de la planta en vez de hacer sus tejidos más gruesos y robustos. En cambio el fósforo y el potasio son dos buenas muletas en las que apoyarse.

POGO es el mejor sensor para conocer la humedad y la salinidad del suelo de cara al invierno

One Comment on “Estrés por frío

  1. Pingback: Píldora Informativa Greenkeepedia: Estrés por frío | Turfes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *