Vermicompostaje para Superficies Deportivas

El vermicompostaje es un proceso de bio-oxidación, degradación y estabilización de la materia orgánica, por la acción combinada de las lombrices y microorganismos, mediante el cual se obtiene un producto final estabilizado, homogéneo y de granulometría fina, el vermicompost.

Son muchos los casos de los complejos de golf, donde diversos residuos de materia orgánica pueden utilizarse como fuente de Carbono para este proceso; así por ejemplo tenemos los lodos de depuradora de las propias urbanizaciones. Esta fuente de Carbono es idónea para el vermicompostaje.

Los factores a tener en cuenta son la temperatura, siendo necesarios rangos entre 10 y 35 °C (óptima 25°C); humedad alrededor del 80%; densidad de población; fuente de materia orgánica que presente una estructura física adecuada, pH adecuado, relación C/N, etc..

Monitorización de temperatura, salinidad y humedad en la maduración del vermicompost

El reciclado de los restos de canutos de los pinchados es idóneo para disminuir la densidad de los fangos de depuradora que se usan como fuente de Carbono para el vermicompostaje

Utilización de restos de canutos del pinchado como mejorante de la fuente de Carbono

La mezcla de fangos de depuradora con restos de canutos del pinchado da lugar a una mezcla de vermicompost – arena, que resulta idóneo como sustrato para las superficies deportivas.

Resultado de vermicompostaje de la mezcla de lodos de depuradora y canutos del pinchado

El rendimiento ha de estar entorno al 60% en la producción de vermicompost; el proceso de transformación está entorno a los 3 meses.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *