Ensayos Microbiológicos

Los ensayos microbiológicos son aquellos que nos dan información sobre la diversidad microbiológica del suelo.

Esta diversidad la comprenden :

1. Organismos vivos como Bacterias (unicelulares) y Arqueas (unicelulares), ambos organismos procariotas (nucleo no diferenciado), y por otro lado organismos eucatiotas (con núcleo diferenciado) como Algas (unicelulares o multicelulares), Protozoos (unicelulares o multicelulares), Protozoos (unicelulares), Hongos (unicelulares o multicelulares) y Helmintos (parásitos multicelulares).

Screenshots_2016-08-23-15-50-27

Oosporas de Pythium, hongo patógeno común en cespitosas.

2. Agentes infecciosos no vivos, tales como virus, viroides y priones.

Los métodos de estudio son diferenciados a través de técnicas dependientes de cultivo aplicables.

Así podemos hablar de aislamiento en placa, NMP, medios selectivos…

Screenshots_2016-08-22-15-23-25

O técnicas independientes de cultivo, estudios en base al ADN/ARN, identificación molecular (secuenciación ADN), cuantificación microbiológica (qPCR)…

Screenshots_2016-08-22-15-23-44

Los análisis ofertados más comunes son aquellos de comunidades microbianas de total de Eubacterias, Arqueas y Hongos.

El ensayo microbiológico en la práctica del mantenimiento de campos de golf:

Resultados en putting greens están en torno a 10*10 <8 UFC bacterias/gramo de suelo.

Más información: La respiración Edáfica Basal

Existen otros métodos indirectos para la determinación de la masa microbiana en conjunto,  determinado a través del ensayo de Respiración Edafica Basal, por el cuál se estima la población microbiologica total por el desprendimiento de CO2 de una muestra de suelo incubada en condiciones de temperatura y humedad prefijadas.  La respiración de la masa microbiana servirá para su correlación con la masa microbiana total. Será una determinación cuantitativa, no cualitativa. Resultados en greens se han dado del entorno a 0.20 +- 0.05 mg C-CO2/Kg-hora, lo que indica que estamos ante una baja carga microbiana, en comparación con suelos agrícolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *