Estaciones meteorológicas sin cables

Con las tecnologías de comunicación una nueva generación de estaciones meteorológicas ha llegado. Se convierte en en una tarea complicada cuidar de un césped o cualquier otro cultivo sin conocer la meteorología del lugar a tiempo real.

Una estación meteorológica es la herramienta mas versátil para cuidar de un cultivo.

Con una estación meteorológica se pueden hacer predicciones del tiempo que hará en los próximos días o estudios climatológicos de una zona en concreto. Muy útil para detectar microclimas que se diferencian muy marcadamente de unas a otras zonas. Entre dos estaciones de la red pública suele haber muchos kilómetros de distancia y las lecturas dejan de ser útiles ya que la meteorología varia mucho de un sitio a otro.

La facilidad que existe para poder enviar información a la nube revoluciona el uso de la información. Ahora se puede consultar desde un ordenador personal o un smartphone los datos en tiempo real. Por ejemplo Davis recientemente ha actualizado una interfaz de usuario muy práctica y visual.

Visor de Datos DAVIS

Visor de Datos DAVIS

La interfaz tan esquemática permite de un vistazo ver todas las variables de la estación.

Al no necesitar de cables, ni para transmitir energía ni para transmitir datos estas estaciones se pueden instalar en cualquier lugar. Pensando que deben estar en una zona lo más despejada posible, sin densa vegetación o edificios que modifiquen la realidad de la zona que se desea estudiar. Si sobre la estación cae sombra de forma permanente o un edificio bloquea el viento los datos no podrán ser extrapolados a zonas adyacentes.

Las estaciones sin cables suben los datos a tu nube personal.
Partes de una Estación Meteorológica

Partes de una Estación Meteorológica

La estación mas básica cuenta con un Abrigo Meteorológico en el que dentro hay:

  • Barómetro-> Mide la presión atmosférica.
  • Termohigrometro-> Mide la temperatura y la humedad.

Pero para usos más profesionales puede ser necesario aumentar la cantidad de sensores para medir más parámetros, y se puede personalizar hasta donde se desee, por ejemplo:

  • Pluviómetro automático. -> Mide las precipitaciones.
  • Anemómetro -> Mide la velocidad del Viento.
  • Veleta -> Medición de la dirección del Viento.
  • Captador UV y Radiación solar. -> Facilita el cálculo de valores como la ET.

Con todos estos sensores se puede por ejemplo conocer la evapotranspiración de la vegetación colindante a tiempo real, y toda esa información se puede extrapolar a áreas más lejanas, pues será más fiable que una estación más lejana.

Hoy es posible conocer con más facilidad que nunca las condiciones que tiene el campo. Al usar la información la inversión se amortiza con rapidez, ya que se tiene controlado en todo momento lo que esta pasando, y se pueden configurar alarmas para tomar decisiones de forma ágil. Si te interesa conocer más sobre cual es la mejor estación meteorológica para tu campo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para obtener la información que necesites.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *