La labor de medir la humedad del suelo

La labor de medir la humedad del suelo se ha vuelto esencial. La humedad del suelo en un campo es un componente básico y muy variable que afecta de forma directa sobre la calidad del campo y el tipo de juego.

Las tecnlogías actuales de medición han permitido a los equipos de mantenimiento mejorar la salud de los campos.

Cualquier campo vive gracias a su fuerte sistema de raíces que gracias al agua y al aire se desarrollan. Cuando alguno de los elementos básicos falla el sistema se pierde. Por ello monitorizar la humedad del suelo se convierte en una tarea fundamental. Los sensores utilizados pueden ser portátiles como TDR o como POGO o fijos como el sistema WatchDog. esta información te ayudará a manejar mejor el riego, la fertilización, la salinidad y el manejo de enfermedades.

Green con zonas secas

Un green rápido se consigue con una humedad baja.

Muchos usuarios de sensores de humedad nos preguntan cual es el nivel correcto de humedad. Sin duda eso es una pregunta muy difícil. Las plantas de césped son muy particulares ya que su sistema de raíces es siempre muy superficial y además suelen estar construidos sobre superficies muy drenantes que facilitan muchos aspectos agronómicos. Esto significa que el exceso de riego hace que se desperdicien recursos valiosos ya que no se acumularán en el perfil y a las raíces no les dará tiempo a tomarlos.

El exceso de riego mantiene la planta mojada mucho tiempo y desperdicia recursos hídricos.

Además el exceso de riego hará que las plantas esten mojadas y que con el calor sean muy susceptibles a hongos, moho y enfermedades.

Sin los sensores de humedad los técnicos solo conocían la humedad con el tacto o con pequeños muestreos visuales, lo que otorga información muy poco precisa. Nunca hay que esperar a ver signos de estrés antes de regar por que estaremos causando una gravísima perdida de calidad que no mejorará tras el riego.

Comprobando la firmeza

La tecnología permite combinar la experiencia de la observación con mediciones precisas, fiables y contundentes.

Con los medidores podemos:

  • Recopilar información in situ
  • Registrar la información cómodamente
  • Estudiar la información recolectada en gabinete
  • Ahorrar en agua

Además estos equipos te permiten medir la salinidad y la temperatura a la vez por lo que la cantidad de información recolectada es aun más.

Conoce tu campo con herramientas potentes, fiables y duraderas.

Toda la información de la tecnología se guarda en la nube para poder tener acceso a ella en todo momento, tener gráficas, tablas históricas y mapas de las variables. Toda esa información combinada con estaciones meteorológicas, modelos de enfermedades y la amplia experiencia del equipo de mantenimiento cambiarán la forma de mantener campos.

Por ejemplo, durante el final del otoño y el principio de la primavera podemos establecer el límite mínimo de humedad como por ejemplo el 15%. En cambio en verano el límite mínimo de humedad para asegurar la calidad debería subir a un 20%.

El límite mínimo es el momento en el que es obligatorio regar.

Si quieres saber más sobre los sensores de humedad y sus distintas variables contacta con nosotros a través de soporte@tilom.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *