¿Cómo proteger el césped contra el calor?

¿Cómo proteger el césped contra el calor? Esta pregunta tiene respuestas que daremos en esta entrada. No olvidemos que el calor normalmente es una noticia terrible para los céspedes C3, también conocidos como céspedes de estación fría.

Los céspedes C3 trabajan bien entre los 15 y los 24ºC.

El estrés del calor se multiplica en presencia de la sequía. Pero por lo general cuando la temperatura ambiental se eleva durante unos días por encima del rango para una especie la supervivencia de la planta se puede poner en entredicho.

Cada especie tiene unos rangos distintos a continuación hay una lista de los céspedes más frecuentes ordenados de más resistentes a menos.

Más tolerante al calor

  • Festuca arundinacea
  • Agrostis stolonifera
  • Poa pratensis
  • Festuca rubra
  • Lolium multiflorum
  • Lolium perenne
  • Poa annua
  • Poa trivialis

Menos tolerante

Un cultivar en concreto puede tener mejores resistencias que el cultivo estándar.

Vista la anterior lista la Poa Trivialis y Annua son notablemente más sensible al calor que la Festuca Arundinacea. Es cierto que hay cultivares que tienen mejor resistencia al calor para ello las empresas de semillas y los viveros podrán ayudarte si se quiere una pradera de Lolium más resistente de lo habitual.

Las prácticas agronómicas para mejorar la tolerancia al calor son escasas, por eso hemos destacado las especies más resistentes. Si los periodos de calor van a ser muy extendidos es mejor sembrar plantas C4 o hacer cambios de la pradera en la temporada de calor y en la temporada de invierno.

Tras tener claro que la especie es clave para la resistencia del calor Lo siguiente más importante es garantizar un suelo húmedo para que la planta refriere a través de la respiración. También garantizar un flujo de aire adecuado rebaja mucho la temperatura del suelo. Si no se puede establecer una vía de ventilación adecuada o forzarla mediante ventiladores el otro detalle que se puede controlar es la altura del césped. Elevarla ligeramente puede ayudar.

Por último si el calor es extremo se pueden aplicar microriegos para mojar el césped y que la evaporación disminuya la temperatura de la superficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *