Equipos de protección del bombeo – I

Válvula de paso

Los equipos de protección del bombeo son esenciales para prolongar la vida útil de la red. Los sistemas de bombeo son partes vitales para el mantenimiento de campos de zonas de regadío y campos de uso deportivo, y en los periodos críticos tenemos que tener el sistema a punto.

Los mayores peligros a los que se ve sometido un sistema de riego son los cambios de presión no contemplados en el proyecto. Esto hace referencia por ejemplo al conjunto de presiones y succiones que produce en los momentos de paro y puesta en marcha, perdidas de suministro energético, o puntos singulares no contemplados. Dando como resultado fenómenos como el golpe de ariete.

El golpe de ariete es un fenómeno que se puede producir en diversas causas, aunque todas relacionadas la discontinuidad brusca en el suministro de agua.

Para evitar estos problemas existen distintos equipos de protección para los sistemas de bombeo.

  • Ventosa.

Las ventosas son de los elementos de protección más polivalentes que existen en hidráulica. Esencialmente se dividen en tres tipos de ventosas.

Purgadora – Las ventosas purgadoras se utilizan para eliminar el aire que puede entrar a la red hidráulica por algún problema en la aspiración o simplemente el aire que tiene el agua disuelto. El aire tiende a acumularse en las instalaciones de agua en los puntos altos y si no se purga puede condicionar el correcto suministro de agua.

Ventosa bifuncional – Este tipo de dispositivo realiza dos funciones. Por un lado es capaz de purgar el aire de las tuberías, y por otro lado permite introducir aire en momentos en los que las tuberías sufran presiones bajas. La bajada súbita de presión puede hacer colapsar tuberías.

Ventosa trifuncional –  Se le añade una función más a las descritas anteriormente. Las ventosas trifuncionales tienen la capacidad de expulsar agua en los momentos de sobrepresión del sistema de riego. De esta manera la presión se normalizaría más rápidamente disminuyendo el impacto del golpe de ariete.

 

  • Calderín.

Un calderín es un depósito que dispone en su interior una bolsa de aire a una presión determinada. El aire del interior de la bolsa fucióna como la suspensión de un coche reduciendo el impacto de los baches del asfalto. La bolsa de aire es capaz de absorber las sobrepresiones e infrapresiones del sistema. Para grandes presiones y caudales es necesario el uso de calderines de gran capacidad, pero es una herramienta de mucha utilidad para mantener la estabilidad en las presiones de la red.

El calderín es un elemento que no entraña ningún peligro si se usa conforme a los establecido por el fabricante.

  • Valvula de alivio rápido.

Este dispositivo es una vía de salida de agua. Cuando por ejemplo se reduce de forma drástica la demanda de agua por parte del sistema se produce una sobrepresión puntual. Las válvulas de alivio rápido se taran a la presión máxima a la que el sistema debe trabajar y cuando esta presión se supera se abren de forma automática expulsando agua hasta que la presión vuelve a la normalidad.

Estas válvulas estas válvulas deben estar correctamente dimensionadas en la presión y caudal que el sistema va a trabajar. Y son una forma muy eficaz de disminuir la presión de la red hasta niveles seguro.

Existen otros métodos para la protección de la red de riego que explicaremos en futuras entradas de la Greenkeepedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *