Los biopesticidas son preparados comerciales de origen animal, vegetal, bioquímico (feromonas, extractos vegetales, etc) o microbiano (bacterias, hongos, virus y levaduras), es decir productos biotecnológicos de organismos vivos o de sus metabolitos que se encuentran de forma natural en la naturaleza. Deberán estar autorizados previamente e inscritos en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios de la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria.