Eutrofización de Lagos

La eutrofización de los lagos en los campos de golf tiene lugar cuando sus aguas se enriquecen en nutrientes. En esta situación hay un crecimiento exacerbado de las plantas y otros organismos, los cuales, cuando se mueren, se pudren y llenan el agua de malos olores, disminuyendo su calidad y dándole un aspecto nauseabundo.

El proceso de putrefacción consume gran cantidad del oxígeno disuelto y las aguas dejan de ser aptas para la mayor parte de los seres vivos. El resultado final es un ecosistema casi destruido.

Por otro lado, si el lago es pobre en nutrientes (oligotrófico), tiene las aguas claras, la luz penetra bien, el crecimiento de las algas es pequeño y mantiene a pocos seres vivos. Al ir cargándose de nutrientes, el lago se convierte en eutrófico. Crecen las algas en gran cantidad, con lo que el agua se enturbia. Las algas y otros organismos, cuando mueren, son descompuestos por la actividad de las bacterias, con lo que se consume oxígeno, muriéndose los peces. Se producen putrefacciones anaeróbicas con malos olores. Son aguas turbias con el fondo lleno de sedimentos y su profundidad disminuye.

Los nutrientes que más influyen en este proceso son los fosfatos y el nitrógeno

Ciclo del Nitrógeno

El nitrógeno es más móvil que el fósforo y puede ser lavado a través del suelo o pasar al aire por evaporación del amoniaco o desnitrificacion. El fósforo es absorbido más fuertemente por las partículas del suelo y movido por la erosión o lixiviado por las aguas superficiales. En condiciones naturales, alrededor de 1 kg de fosfatos anual por hectárea suele llegar normalmente a todas las masas de agua, por lo que en condiciones de cultivo intenso como aquellas de los campos de golf estas cantidades se multiplican enormemente.

Para determinar el nivel de eutrofización del agua de un lago se mide el contenido de clorofila de una columna de agua y se combina con las medidas de nitrógeno, fósforo y la capacidad de penetración de la luz 

One Comment on “Eutrofización de Lagos

  1. Pingback: Resíduos contaminantes de abonos agrícolas | Asociación focazul

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *