Uso de Lodos de depuradora en las Superficies Deportivas

La creciente producción de lodos de depuradora, está creando problemas para su almacenamiento y eliminación.

Tratamiento biológico por aireación de aguas en depuradora

Por otra parte, la composición de estos lodos, aunque variable, les convierte en una fuente de materia orgánica y de elementos fertilizantes para su uso en nuestras superficies deportivas, que resulta ser la vía más adecuada para su eliminación, al permitir su incorporación a los ciclos naturales de la materia y la energía.

Salida de fangos frescos del proceso de depuracion a través de tornillo sin fin

Tanto si la estación de depuración es propia como si es ajena a las instalaciones deportivas, se deberá aportar  documentación relativa al tratamiento de estabilización de los mismos y analíticas de contenido de metales pesados. El tratamiento de los lodos ha de asegurar, a través de una vía biológica, química o térmica, mediante almacenamiento a largo plazo o por cualquier otro procedimiento apropiado, una manera de que se reduzca de forma significativa su poder de fermentación y los inconvenientes sanitarios de su utilización.

Fango recogido fresco sin estabilizar

 

Los lodos deberán ser analizados en relación a la materia seca, materia orgánica, pH, Nitrógeno, Fósforo y metales pesados, los cuales deberán estar en unos valores límite, tal como se indica a continuación:

    Parámetros (ppm)        Suelos con pH < 7                 Suelos con pH > 7

  1. Cadmio                                   20                                                40
  2. Cobre                                      1000                                            1750
  3. Níquel                                     300                                              400
  4. Plomo                                      750                                              1200
  5. Zinc                                          2500                                            4000
  6. Mercurio                                16                                                  25
  7. Cromo                                    1000                                             1500

A la misma vez, nosotros como usuarios finales de los lodos, tendremos que analizar el pH de  nuestros suelos (quedan exentos de aplicación aquellos con pH menor a 5) y los metales pesados, para asegurar que no se exceden los niveles, tal y como se muestra a continuación:

  Parámetros (ppm)     Suelos con pH < 7              Suelos con pH > 7

  1. Cadmio                                    1                                                   3
  2. Cobre                                       50                                                210
  3. Níquel                                      30                                               112
  4. Plomo                                      50                                                300
  5. Zinc                                         150                                               450
  6. Mercurio                                1                                                    1.5
  7. Cromo                                    100                                               150

El muestreo de los suelos se realizará a través de una muestra compuesta, resultado de la mezcla de 25 muestras aisladas por cada 5 hectáreas de superficie del campo de golf donde se van a aplicar; la profundidad de toma de las muestras será de entre 10 y 25 cm.

Sólo podrán aplicarse lodos perfectamente tratados y estabilizados con una humedad máxima del 80%. Uno de los tratamientos más viables para nuestras sencillas instalaciones de mantenimiento en los campos de golf, son el acondicionamiento con cal y/o potasa para alcanzar y mantener un pH de 12 ó más durante 3 meses. Es útil la mezcla de los lodos con áridos o incluso con restos de canutos de los pinchados para su uso posterior en  recebo de calles.

Incorporacion de lodos estabilizados a los áridos de recebo

La aplicación debe tener en cuenta una distancia mínima de 500 m. entre las zonas de aplicación y las viviendas, además de no superar el valor de 210 kg N/ha.año

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *