Conceptos metereologicos I. Humedad Ambiental

El aire de la atmósfera esta compuesto por una mezcla de gases, principalmente Oxígeno (21%) y Nitrógeno (78%), pero también vapor de agua que junto al dióxido de carbono y otros gases (1%) suman el 100% de su composición. Éstos serían los porcentajes para el aire en condiciones normales, en contraposición a la atmósfera edáfica que tiene unos niveles diferentes. Solamente el vapor de agua puede aumentar su concentración con respecto a los demás, este es el caso del aire húmedo que, al ser más ligero, sube desde la superficie de las masas de agua hacia capas más altas.

La humedad ambiental  de nuestros campos de golf depende de la cantidad de vapor de agua que este aire puede albergar en cada momento. Puesto que la cantidad de vapor de agua que absorbe el aire depende de su temperatura y presión (el aire caliente admite más que el frío), es en la época estival cuando el aire puede presentar sus máximas cantidades de humedad en términos absolutos o como humedad especifica (cantidad de vapor de agua en una cantidad de aire seco), incluso cuando la humedad relativa sea baja.

Por otro lado, la humedad relativa nos da una idea de cómo de saturado está el aire en vapor de agua.

Los valores máximos de humedad absoluta que pueda tener el aire se darán por tanto en verano, si bien en invierno será muy fácil llegar a la saturación y a las situaciones de rocíos intensos.

Es por tanto fácil, llegar a situaciones de estrés térmico en esta época estival, por el efecto de la humedad ambiental. R.G. Stedman desarrolló el parámetro de sensación térmica como efecto combinado de calor y humedad:

Tabla de sensación térmica. % Humedad/T°C

Nuestra herramienta POGO mide y recopila diversos factores que ayudan a estudiar los verdaderos motivos de los problemas que tenga o pueda tener el terreno, entre ellos recoge la temperatura foliar por lo que tiene en cuenta la afección de la humedad ambiental en el campo.

Tener una estación meteorológica es la herramienta perfecta para conocer tanto la humedad ambiental como  c¡todas las variables necesarias para una gestión adecuada del campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *