Conceptos metereológicos IV. Ciclones y Anticiclones

ciclones y anticiclones

Los ciclones aluden a vientos intensos acompañados de tormentas o zonas de presión atmosférica baja (borrascas), las cuáles han estado presentes en España desde hace varias semanas, de ahí que no llegue el tan deseado tiempo veraniego. El opuesto a estas borrascas son los anticiclones, caracterizados por cielos despejados y buen tiempo.

¿Pero cómo se forman estos dos procesos?

La rotación de la tierra hace que el viento se curve, es el efecto Coriolis. El viento del hemisferio Norte se curva hacia la derecha y el del hemisferio Sur hacía la izquierda. De esta forma, llamaremos flujo ciclónico cuando el viento se curve en dirección opuesta a las agujas del reloj (hacia la izquierda) en el hemisferio Norte y en dirección a las agujas del reloj (hacia la derecha) en el hemisferio Sur, siendo contrario a su curva natural (pudiéndose formar los grandes ciclones conocidos como huracanes); y anticiclónico cuando se curva en su dirección normal, a las agujas del reloj en el hemisferio Norte y contra reloj en el Sur.

La presión atmosférica es un factor fundamental en los procesos meteorológicos, ya que las variaciones temporales que presenta, tanto verticales como horizontales, pueden definir fenómenos que afectan al tiempo y clima (fuente: Jose Antonio Perez Bonalde). Así se distinguen:

  • Anticiclones, centros de altas o zonas de altas presiones (> a 1013 hPa): en torno a las cuales las isobaras se cierran en círculos y en los que la presión aumenta desde la periferia al centro.
  • Depresiones, borrascas, centros de baja o zonas de bajas presiones (< 1013 hPa): en torno a las cuales las isobaras se cierran en círculos, disminuyendo la presión desde la periferia al centro.

Sistema de baja presión

Un área de alta presión es un área de la atmósfera donde la presión es alta con respecto a la de la región circundante en el mismo nivel. Está siempre asociada con la circulación anticiclónica (en la dirección de las agujas del reloj en el hemisferio Norte), por lo cual es básicamente lo mismo que un anti-ciclón. Los anticiclones se asocian generalmente con buenas condiciones de tiempo. También se puede decir que las altas presiones son una especie de ventiladores, porque ” soplan viento”.

Tener una estación meteorológica es la herramienta perfecta para conocer tanto la humedad ambiental como  c¡todas las variables necesarias para una gestión adecuada del campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *