Potasas

La especiación química del potasio asimilable por las plantas es el ión Potasio K, absorbido de la solución del suelo. Pueden existir otras especiaciones, pero la gran mayoría no están disponibles para nuestras superficies deportivas.

Las sales potásicas naturales provienen de la desecación de antiguos mares, sobre todo en el período pérmico superior, hace 200 millones de años. Las sales del agua de mar se cristalizaron según su orden de solubilidad, de modo que sobre la capa de sal de ClNa existía una capa más superficial de minerales potásicos.

La potasa se refiere a compuestos de potasio en general, si bien la potasa cáustica es la denominación común del hidróxido de potasio KOH.

Potasa cáustica

El cloruro potásico es el fertilizante potásico más común y aporta un alto grado de salinidad (índice salino de 2,2); proviene de depósitos marinos, así tenemos minerales como la Silvina, Silvinita, etc. Por otro lado, el sulfato potásico es el resultado de reaccionar cloruro potásico  (es más recomendable en el sentido de que aporta menos salinidad, pues presenta un índice salino de 0,9) con ácido sulfúrico, o el nitrato potásico (índice salino de 1,6) al reaccionar con ácido nítrico. Por tanto el uso de un fertilizante u otro nos da una idea del efecto sobre el parámetro introducido con POGO del índice salino, pues todos los fertilizantes aportan salinidad al suelo, si bien unos lo hacen en mayor medida que otros. Todos los fertilizantes de potasio se elaboran en base a salmueras o depósitos subterráneos de potasa.

Diferentes valores del Índice de salinidad en el suelo

Todos estos fertilizantes reaccionan de forma neutra en el suelo, a excepción del KNO3, que aumenta el pH.  

Con independencia del Potasio aportado a través de fertilizantes (greens), éste aparece en el los suelos naturales por mineralización y desintegración de todas las rocas que contienen minerales potásicos, fundamentalmente feldespatos potásicos y micas. En realidad, pese a no estar disponible, esta fracción de potasio es la mayoritaria en los suelos naturales, formando parte de las redes cristalinas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *