Humificación

La humificación de la materia orgánica consiste en la transformación de compuestos orgánicos, por medio de microorganismos, a compuestos orgánicos sin composición definida (no son aminoácidos, ni ácidos orgánicos, ni tampoco biomasa microbiana viva), y bioestable. Confiere al suelo características idóneas,  aumentando la aireación, humedad, capacidad de intercambio catiónico, formación de agregados, mejora de estructura del suelo y el control de enfermedades.

Al contrario de lo que sucede con la mineralización, la humificación secuestra el Carbono y disminuye la emisión de Dióxido de Carbono, con lo que es un proceso óptimo desde el punto de vista de la sostenibilidad. Su mineralizacion es lenta.

screenshots_2016-10-04-15-32-53
Estructura del humus

El vermicompostaje es la técnica para la producción de humus a través del cultivo de lombriz de tierra,  en concreto la lombriz roja de California “Eisenia foetida”.

Lombriz roja de California “Eisenia foetida”

Existen evidencias de propiedades antagonistas de muchas de las enfermedades comunes en césped tales como S. homeocarpa, P. graminicola y M. nivale. Las bacterias antagonistas encontradas incluyen las siguientes: Pseudomonas aeruginosa, P. fluorescens, Xanthomonas maltophilia, Enterobacter cloacae, Bacilus subtilis (Hoitink & Fahy 1986).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *