Dollar Spot

Dollar Spot es una enfermedad fúngica causada por el hongo patógeno Sclerotinia Homeocarpa. Es, en efecto, un problema común especialmente en greens, tees y calles  de Agrostis y Poa Annua.

Es muy fácilmente identificable a través de los síntomas, tales como pequeñas manchas circulares bronceadas de pequeño tamaño y bordes de marrón a rojizo,  a modo de las antiguas monedas de dólar.

El patógeno sobrevive de forma inactiva en restos orgánicos de siega y tejidos de hoja, conforme las temperaturas aumentan y después de prolongados períodos de rocío (superiores a 8 horas), comunes en períodos primaverales.

El micelio fúngico crece y se desarrolla de forma radial, extendiéndose a más zonas de las superficies deportivas. No produce esporas, sino que las operaciones de mantenimiento, tales como las siegas, extienden la enfermedad.

En las variedades de césped segadas a mayor altura de corte tales como Poa Pratensis o Lolium Perenne (Ray Grass inglés), es aún más clara su identificación.

screenshots_2016-11-09-08-32-56

Hongo con micelio

Los parámetros que más afectan a su desarrollo son altas humedades y bajos niveles nutricionales de Nitrógeno, por tanto un seguimiento de éstos es fundamental para su control.

Podemos hacer seguimiento de los niveles de humedad del terreno con equipos de medida como el sensor POGO.

Es posible su seguimiento a partir de control biológico (Tricodermas) y control químico, si bien fungicidas con inhibidores específicos presentan mayor riesgo de provocar mutaciones del hongo y crear resistencias. Los fungicidas de contacto requieren normalmente aplicaciones con intervalos de 7 a 14 días. Un ejemplo son Clortalonil o Fluidazinam, si bien los sistémicos pueden llegar hasta 14 o 28 días, casos de los de la clase DMI (propiconazol, triadimefon, tebuconazol, metconazol, etc.), los de la clase Benzimidazoles (metil tiofanato) o Dicarboximidas (iprodiona).

Uniformidad del Riego

La eficacia del sistema de aspersión en cuanto al solapamiento de los arcos de riego y uniformidad en la distribución del reparto de agua es un parámetro muy importante para la diagnosis de la gestión del riego.

Un método tradicional de su análisis lo constituye el ensayo a través de pluviómetro, en particular el ensayo de uniformidad de distribución del cuarto más bajo. Su cálculo es el siguiente:

DU= (media de mililitros recogidos en el cuarto más bajo / media de mililitros total) x 100

Es decir, el 25 % de las lecturas más bajas dan una media que se divide por la media total.

Una DU del 100% indicaría una uniformidad de distribución perfecta. En general, se acepta una DU del 70% como buena, mientras una DU menor al 55% se considera pobre.

Hoy en día,  gracias a herramientas como el POGO, es posible determinar la eficiencia general teniendo en cuenta cómo el agua de riego infiltra en el perfil del suelo y está disponible para las raíces.  El tipo de suelo, su compactación, dureza de la superficie, pendiente, drenaje y las condiciones ambientales afectan a la infiltración del agua y por tanto a su disponibilidad en el perfil del suelo. Por tanto, la determinación de la  distribución de la uniformidad, como único análisis, no puede asegurar por sí solo la eficiencia de riego. Esta circunstancia fue comprobada en una auditoría de riego llevada a cabo en Georgia, donde además de un ensayo de riego con pluviómetro se realizó una medida de las humedades de los perfiles del suelo a través de sensores de humedad similares a la tecnología de POGO.

Los resultados han determinado que los mapas de gradientes de humedad revelan diferencias, a través de un detallado análisis de distribución de la humedad. No es posible determinarlo a partir únicamente de los tradicionales métodos de  los pluviómetros. 

screenshots_2016-11-07-09-04-41

Evolucion de la humedad con el sensor POGO

La tecnología usada para crear mapas espaciales de gradientes de humedad está comenzando a ser más prevalente, pero desafortunadamente su adopción por los responsables de mantenimiento,  head greenkeepers y otros responsables está siendo lenta.

De nuevo Tiloom, a través de su equipo de ingenieros y herramientas de mediciones precisas como el POGO, está siendo determinante para una gestión eficaz en las instalaciones deportivas.

Referencias: IA 2003. Irrigation Association. Certified golf irrigation auditor training manual. Irrigation Association of America. Falls Church, VA.

STMA. Conducting an Irrigation Audit. Sport Turf Managers Association.

Ensayo de Altura de Corte

La homogeneidad en el corte es un parámetro fundamental en la presentación y correcto mantenimiento de las superficies deportivas. El ensayo del procedimiento se describe a continuación:

  1. Objeto y campo de aplicación. Determinación de la altura de césped en superficies deportivas.
  2. Principio del método. La altura del césped se determina mediante la observación de un espejo orientado que recoge el reflejo de la hierba sobre una escala graduada en mm.
  3. Descripción del equipo. Aparato constituido por un marco metálico que en uno de sus lados tiene una escala en milímetros y en el opuesto un espejo con una inclinación de 45 grados,  de tal forma que el observador colocado en su vertical lee sobre la escala a la altura del césped.
  4. Procedimiento operativo. Colocar el aparato sobre el césped con suavidad,  apoyándolo sobre ambos lados. Colocarse de rodillas y mirar en el espejo, de manera que la línea óptica del observador pase a través de la superficie de corte sobre la escala graduada. La visión cerrada nos da la altura de corte efectiva.
  5. Cálculo y expresión de los resultados. Se calcula el promedio de todas las lecturas de cada área para representar la altura media por área.
  6. Informe de ensayo. UNE 41959-1:2002 IN; Identificación de superficie,  localización,  área e historial previo;  Valor medio de la altura del césped;  Resultados individuales si se requieren;  Detalle de cualquier desviación del procedimiento.

 Puedes adquirir tu prisma de altura de corte: