Control de suelos: Lavado de Mantenimiento vs Lavado de Lixiviación

Control de suelos

La forma de controlar la salinidad y evitar la toxicidad en los suelos de terrenos deportivos, se lleva a cabo a través de los lavados de mantenimiento y los lavados de lixiviación. Estas técnicas de riego son utilizadas, por tanto, para el control de suelos salinos.

LAVADO DE MANTENIMIENTO:

Consiste en mantener las sales solubles presentes en el suelo en niveles aceptables que no afecten al desarrollo del cultivo, desplazándolas lentamente a zonas más profundas del suelo fuera de la zona de actividad radicular. Para conseguirlo es imprescindible conocer la cantidad de agua a aplicar en un riego (según Robert N. Carrow & Ronny R. Duncan)

  • CR (ET + NL) CP
  • CR= cantidad de riego
  • ET= evapotranspiración
  • NL= necesidades de lavado. (5-15%)
  • CP= coeficiente de programa= eficiencia sistema de riego=1.1-1.3

Según Rhoades (1974): la necesidad de lavado (NL) representa el porcentaje mínimo de agua que debe pasar a través de la zona radicular para mantener las sales en un nivel aceptable para el cultivo. La NL está determinada por la calidad del agua de riego y por la tolerancia a las sales del cultivo.

LAVADO DE LIXIVIACIÓN

Se realiza cuando partimos de un nivel inaceptable de sales en el suelo para el desarrollo del césped. Suele darse en los siguientes casos:

  • establecimiento de césped
  • mal manejo del NL y/o CR

Según Rhoades y Loveday (1990):

  • ECUACION Pw
  • Pw profundidad del agua para la lixiviación o cantidad de agua aplicar
  • K factor que varía en función del tipo de suelo y la forma de aplicar el riego
  • Ps profundidad del suelo a lixiviar
  • CEe salinidad final del suelo deseado
  • CEeo salinidad inicial del suelo
  • CEw salinidad del agua de riego

Según Robert N. Carrow & Ronny R. Duncan  (Best management practices for saline and sodic turfgrass soils 2012): el valor del factor K varía en función del tipo de suelo y de la forma de aplicar el riego.

  • Riego por aspersión en ciclos o intervalos: el suelo no se encuentra en estado de saturación y el tiempo entre ciclos de riego es de 1-2 hrs en suelos arenosos y de 2- 8 hrs en suelos de textura fina

K=0,05 suelos con más de 95% de arena

K=0,1 resto de suelos

  • Riego continuo por inundación o aspersión: el suelo se encuentra en condiciones de saturación durante todo el lavado

K= 0,45 suelos orgánicos

K= 0,30 suelos de textura fina

K= 0,1 suelos arenosos

– En el caso de precipitaciones

K= 0,05 lluvia fina

K= 0,1 lluvia fuerte/torrencial

Frente a otras técnicas de lavado, el lavado por lixiviación presenta los siguientes inconvenientes:

  • mayor cantidad de agua que en los lavados de mantenimiento
  • el crecimiento de la planta se ve afectado por exceso de sales
  • puede requerir el cierre de paso a maquinaria por exceso de humedad o inundación de la superfície

Liderazgo de un Greenkeeper o Groundsman: Cociente Intelectual VS Inteligencia Emocional

Liderazgo del greenkeeper

No cabe duda de que son muchas las competencias necesarias en los perfiles de los head greenkeepers y groundsmen para la ejecución de las diversas tareas que se nos presentan  en nuestro día a día. Así, caben mencionar conocimientos de agronomía, finanzas, recursos humanos…, además de exigirnos una dilatada  experiencia.

Hasta hace poco, los perfiles más adecuados para estos puestos de trabajo estaban dados por aquellos que presentaban los mayores conocimientos en estas áreas y se deseaban altos valores del Cociente Intelectual (CI).

El concepto de Cociente Intelectual se forjó en 1903 a través de Alfred Binet (1857 -1911), de lo que posteriormente surgío en 1905 lo que se conoce como el primer test de inteligencia. En 1908 se traduce el test de Binet -Simon al ingles y en 1912, el alemán Stern introduce el término de CI (Cociente Intelectual). Fuente: Inteligencia emocional en educación (Rafel Bisquerra et al, 2015).

Nadie ponía en duda la importancia del CI como criterio de excelencia en el trabajo.

Es en 1990 cuando surge la primera formulación teórica de un nuevo concepto: la inteligencia emocional. Esta se presenta a través de dos artículos publicados en 1990 por los investigadores Peter Salovey y John Mayer. En concreto, uno de ellos tiene como título Emotional Intelligence (Salovey, y Mayer, 1990). Posteriormente surge la publicación: Inteligencia emocional (Goleman, 1995), best seller mundial y que ocasiona el lanzamiento mundial del concepto de inteligencia emocional al mundo empresarial, especialmente, en las áreas del liderazgo y de la promoción de los trabajadores (una forma de educación para adultos).

En ese sentido, la Harvard Business Review ha llegado a calificar a la inteligencia emocional como “un concepto revolucionario, una de las ideas más influyentes de la década” en el mundo laboral.  Existe una correlación positiva entre inteligencia emocional y distintos indicadores de liderazgo (Harms y Credé, 2010; Walter, Cole y Humphrey, 2011).

La conciencia emocional consiste en conocer las propias emociones y las emociones de los demás

Los mejores gestores de personal son aquellas personas que despiertan entusiasmo y son capaces de movilizarlo. Estas personas presentan altas capacidades de inteligencia, personalidad, asertividad, planificación, dominio del lenguaje, capacidad de convicción y persuasión, de motivar, de transmitir entusiasmo, etc.

Inteligencia emocional

Hitos históricos más relevantes en la inteligencia emocional.

A grandes rasgos, podríamos decir que la Inteligencia Emocional es la habilidad para tomar conciencia de las propias emociones y de las demás personas y la capacidad para regularlas. Conciencia y regulación emocional deben considerarse competencias básicas para los greenkeepers, ya que la persona que las ha adquirido está en mejores condiciones para afrontar los retos diarios. En último término, son elementos esenciales en el manejo de las relaciones  con nuestra plantilla de mantenimiento y clientes.

El head greenkeeper, con sus actitudes y comportamientos, puede ofrecer un clima de seguridad, respeto y confianza ante los trabajadores

CRICKET IV. Parámetros de calidad

La calidad de los campos de cricket

Los parámetros de medición de la calidad de las superficies de Cricket están dados por los conocidos: “Performance Quality Standars (PQS)”  y constituyen unos niveles de calidad medibles (Estándares Británicos) y determinados a través de unos métodos, los  cuales son utilizados por el ECB (England Cricket Board) para las auditorias de estas superficies. Existen tres categorías:

  • Calidad estructural: Incluye el césped, suelo y sus organismos. Esta categoría determina la calidad del juego y tiene influencia en la calidad de la presentación de las superficies deportivas. Así, en los Cricket Pitches tenemos:
estándares de calidad cricket

Calidad Estructural. Campo de cricket.

  • Calidad de la presentación: Dada por el aspecto visual. Tanto jugadores como espectadores perciben la calidad de las superficies según su presentación, la cual dependerá en gran medida de la consecución de la calidad estructural.

 

parámetros calidad estructural

Calidad de la presentación. Campo de cricket.

  • Calidad de juego: Representa la jugabilidad, es decir, cómo se comportarán estas superficies durante el juego.
Parámetros calidad de juego cricket

Calidad de juego. Campo de cricket.

 

Resultado de ensayo de firmeza (a través de Clegg Hummer) con 375 Gravities. Referencia de firmeza en Cricket Wicket medio-alto. Tiloom Soluciones Tecnológicas S.L.

Los valores de VWC  óptimos posteriores a consolidaciones por rulado, dependerán del contenido en materia orgánica de nuestros Wickets

Valores recomendados en VWC para Wickets (27-33% de contenido en arcilla) en los primeros 60 mm:

parámetros de calidad cricket

Valores recomendados en VWC

 

Medición del VWC % y profundidad radicular. Tiloom Soluciones Tecnológicas. S.L.

Fuente: Pitch properties and performance, The England and Wales Cricket Board, Abril 2004.