CRICKET I. ENTENDIENDO EL JUEGO

Entender el juago del cricket

El Cricket es el segundo deporte con mayor número de seguidores en nuestro planeta, con unos 2.500 millones de fans provenientes fundamentalmente de Asia, Australia y Reino Unido (el deporte rey es el fútbol con unos 3.5oo millones de fans). Es, por tanto el Cricket, un deporte que merece nuestra atención agronómica. Evidentemente, para poder conseguir unas superficies deportivas idóneas, es necesario conocer cuáles son estas, qué características presentan y cuál es el comportamiento requerido en el juego.

Las superficies de juego están muy bien diferenciadas, el Pitch y el Outfield, siendo ambas muy diferentes una de otra. El Pitch es una superficie con una textura cuyo contenido en arcilla está en el entorno del 27-33%, lo que le confiere unas características muy diferentes al Outfield, con textura arenosa, similar a aquellas encontradas en un campo de fútbol. El terreno de juego tiene una forma ovalada y en la zona central se encuentra un rectángulo de color marrón, que es lo que conocemos como “Pitch“, donde tienen lugar los acontecimientos más importantes del juego.

Outfield con Pitch en la zona central

En el Pitch, hay unos “palitos” (wickets) que se mantienen en equilibrio. El juego consiste en que un jugador del equipo A (bowler) debe tratar de eliminar al jugador del equipo B (batsman) intentando derribar los wickets al lanzar la bola. El batsman tratará de defenderlos bateando la bola lo más lejos posible para correr hacia el otro extremo del Pitch antes de que esta sea devuelta al lanzador. Otro jugador del equipo B se encontrará en el lado del lanzador para correr hacia el extremo contrario cuando su compañero batee la bola y, de esta manera, cada vez que ambos lleguen a los distintos extremos del Pitch, anotarse una carrera (run) . Si la bola es lanzada lejos, ambos compañeros del equipo B deberán recorrer tantas veces puedan el Pitch para anotarse el mayor número de carreras. Quedará como bateador de la próxima ronda el jugador que termine en el extremo del Pitch desde donde se batea cuando la pelota sea devuelta al lanzador.

Un bateador será eliminado si le derriban (o derriba él mismo sin querer) alguno de los wickets, si golpea dos veces la bola, si para esta con los pies o si algún jugador del equipo contrario consigue atrapar al vuelo la bola bateada o derribar los wickets. En este momento, deberá entrar otro jugador como bateador (realizando el cambio en menos de dos minutos o también quedará eliminado), de esta forma se irán eliminando los jugadores hasta que únicamente quede uno y no tenga pareja, dándose el partido por terminado. Durante el juego los equipos se alternan, unas veces batean y otras lanzan. El equipo ganador será el que más carreras se apunte.

Pitch con los “palitos” o “wickets” en equilibrio para ser derribados.

Las características requeridas en las distintas superficies del cricket, serán conseguidas a través de una gestión agronómica adecuada. En las siguientes entradas, explicaremos qué parámetros son los más importantes y cómo podemos alcanzarlos.

 

Materia orgánica III. Estrategias de control

Materia Orgánica Estrategias de control

Las estrategias de control más apropiadas para la disminución de la materia orgánica en los greenes y otras zonas de los campos de golf o terrenos deportivos de césped natural son las siguientes:

  • Recebados de arena: de forma frecuente y en bajas dosis, son las mejores estrategias para la dilución de la materia orgánica y la consecución de superficies firmes.

Recebado ligero

Los recebos de arena aseguran que los macroporos no se cierran por las raíces y biomasa. Cada ligero recebo, además mejora las imperfeciones superficiales causadas por la caída de bola y el tráfico. La dosis de arena ha de permitir el crecimiento de la hierba además de diluir la matería orgánica, y ello dependerá de las especies involucradas, tasa de crecimiento, condiciones de suelo, tráfico, etc..excesivos aportes pueden dañar las cuchillas e impedir la buena rodadura de la bola. La cantidad total de arena aplicada tiene el mayor impacto en la dilución de la materia orgánica, (Vavrek 2007). La humedad y granulometría tiene también un papel fundamental en cómo es incorporada bajo la hoja del césped.

Incorporación de arena bajo la hoja

Es por lo que se recomienda el uso de arena seca, de tamaño con rango entre  1- 0.25 mm y con un buen coeficiente de uniformidad (>2).

  • Aireación a través de pinchados huecos junto con recebos de arena: Estas operaciones eliminan físicamente materia orgánica y diluyen la misma. Además se disminuye la compactación y aumenta la capacidad hidráulica saturada. Los números recomendados para mantener la materia orgánica por debajo de un 3-4%, son las operaciones de pinchado que eliminan del 15-20% de la superficie cada año e incorporación de 40-50 pies cúbicos/1000 pies cuadrados. La utilización de pinchos menores a 1/2 pulgada son difíciles de rellenar, y más atención se deberá prestar para la incorporación correcta. Realizar siempre las operaciones en periodos de alto crecimiento, i-greenkeeping es una buena herramienta para su determinación.
  • Verticut: esta operación elimina la materia orgánica superficial y araña la superficie para una mejor introducción de la arena. Un milímetro de anchura de cuchilla  puede hacer efecto hasta en un 4% de la superficie del green. Incluso profundos verticados pueden remover más que un pinchado (Landreth et al., 2007), aunque la eliminación de la materia orgánica está reducida a los primeros 2 cms de profundidad. Además, la recuperación puede superar de una a tres semanas la que se produciría por pinchado (Landreth et ., al 2007). No se debería reemplazar el pinchado por acciones de verticut.
    • Eliminación de materia orgánica superficial a través de corte vertical o verticut
  • Pinchados sólidos con recebados ligeros: también son muy exitosos en la eliminación de materia orgánica pero hay que tener en cuenta que no corregirán estratificaciones, bajas infiltraciones y compactación.

Materia orgánica II. Consecuencias de su acumulación

Acumulación materia orgánica

La acumulación de la materia orgánica tiene lugar debido a que la velocidad de mineralización es menor que la velocidad de formación de materia orgánica.

La materia orgánica de nuestras superficies deportivas es resultado de la suma de los restos de siega, tallos y raíces de las cespitosas más el aporte de los invertebrados, insectos y pequeños animales muertos. Las estructuras básicas están formadas de celulosa, tanino, cutina y lignina mas otras proteinas, lípidos y azúcares.

Una característica cualitativa importante a tener en cuenta es la relación C/N, es decir, la relación entre el Carbono y el Nitrógeno total. Las comunidades microbianas necesitan relaciones en el entorno de 8 para su óptimo funcionamiento y mineralización de la materia orgánica.

Una importante consecuencia negativa, es su acumulación en la superficie del perfil de suelo, disminuyendo el porcentaje de macroporos (poros de aireación, d>0.08mm) por taponamiento de estos y disminuyendo la conductividad hidráulica saturada. Por otro lado, este taponamiento provoca estrés por falta de oxígeno, una de las razones que dan lugar al “Summer Bentgrass Decline”. Estas situaciones suelen producirse en céspedes de clima frío en la época estival, cuando se produce la muerte de parte del sistema radicular. Este incremento de la materia orgánica puede inducir al taponamiento de los macroporos, lo que produce una menor tasa de difusión del oxígeno, estresando las raíces que no pueden absorber agua al disminuirse la respiración y la energía necesaria para tal proceso.

A partir de más de un 4% de acumulación de la materia orgánica en los primeros 5 cms del perfil de suelo, hemos de prestar atención a posibles situaciones de estrés, por bajo contenido de oxígeno y bajos valores de conductividad hidraúlica saturada. Recordemos que un 1% en peso equivale a un 5% en volumen. Por lo que es fundamental la labor de recebado de arena para diluir estas cantidades. Además, la transmisión de calor aumenta al aumentar el VWC y por tanto el estrés térmico.

Otras consecuencias de la acumulación son el escalpado, greens blandos, marcas de pisadas, piques profundos, etc.

Escalpado por exceso de materia orgánica

Por otro lado, aspectos positivos son el aumento de la capacidad de intercambio catiónico y la disminución de pH.