Materia orgánica III. Estrategias de control

Materia Orgánica Estrategias de control

Las estrategias de control más apropiadas para la disminución de la materia orgánica en los greenes y otras zonas de los campos de golf o terrenos deportivos de césped natural son las siguientes:

  • Recebados de arena: de forma frecuente y en bajas dosis, son las mejores estrategias para la dilución de la materia orgánica y la consecución de superficies firmes.

Recebado ligero

Los recebos de arena aseguran que los macroporos no se cierran por las raíces y biomasa. Cada ligero recebo, además mejora las imperfeciones superficiales causadas por la caída de bola y el tráfico. La dosis de arena ha de permitir el crecimiento de la hierba además de diluir la matería orgánica, y ello dependerá de las especies involucradas, tasa de crecimiento, condiciones de suelo, tráfico, etc..excesivos aportes pueden dañar las cuchillas e impedir la buena rodadura de la bola. La cantidad total de arena aplicada tiene el mayor impacto en la dilución de la materia orgánica, (Vavrek 2007). La humedad y granulometría tiene también un papel fundamental en cómo es incorporada bajo la hoja del césped.

Incorporación de arena bajo la hoja

Es por lo que se recomienda el uso de arena seca, de tamaño con rango entre  1- 0.25 mm y con un buen coeficiente de uniformidad (>2).

  • Aireación a través de pinchados huecos junto con recebos de arena: Estas operaciones eliminan físicamente materia orgánica y diluyen la misma. Además se disminuye la compactación y aumenta la capacidad hidráulica saturada. Los números recomendados para mantener la materia orgánica por debajo de un 3-4%, son las operaciones de pinchado que eliminan del 15-20% de la superficie cada año e incorporación de 40-50 pies cúbicos/1000 pies cuadrados. La utilización de pinchos menores a 1/2 pulgada son difíciles de rellenar, y más atención se deberá prestar para la incorporación correcta. Realizar siempre las operaciones en periodos de alto crecimiento, i-greenkeeping es una buena herramienta para su determinación.
  • Verticut: esta operación elimina la materia orgánica superficial y araña la superficie para una mejor introducción de la arena. Un milímetro de anchura de cuchilla  puede hacer efecto hasta en un 4% de la superficie del green. Incluso profundos verticados pueden remover más que un pinchado (Landreth et al., 2007), aunque la eliminación de la materia orgánica está reducida a los primeros 2 cms de profundidad. Además, la recuperación puede superar de una a tres semanas la que se produciría por pinchado (Landreth et ., al 2007). No se debería reemplazar el pinchado por acciones de verticut.
    • Eliminación de materia orgánica superficial a través de corte vertical o verticut
  • Pinchados sólidos con recebados ligeros: también son muy exitosos en la eliminación de materia orgánica pero hay que tener en cuenta que no corregirán estratificaciones, bajas infiltraciones y compactación.

Materia orgánica II. Consecuencias de su acumulación

Acumulación materia orgánica

La acumulación de la materia orgánica tiene lugar debido a que la velocidad de mineralización es menor que la velocidad de formación de materia orgánica.

La materia orgánica de nuestras superficies deportivas es resultado de la suma de los restos de siega, tallos y raíces de las cespitosas más el aporte de los invertebrados, insectos y pequeños animales muertos. Las estructuras básicas están formadas de celulosa, tanino, cutina y lignina mas otras proteinas, lípidos y azúcares.

Una característica cualitativa importante a tener en cuenta es la relación C/N, es decir, la relación entre el Carbono y el Nitrógeno total. Las comunidades microbianas necesitan relaciones en el entorno de 8 para su óptimo funcionamiento y mineralización de la materia orgánica.

Una importante consecuencia negativa, es su acumulación en la superficie del perfil de suelo, disminuyendo el porcentaje de macroporos (poros de aireación, d>0.08mm) por taponamiento de estos y disminuyendo la conductividad hidráulica saturada. Por otro lado, este taponamiento provoca estrés por falta de oxígeno, una de las razones que dan lugar al “Summer Bentgrass Decline”. Estas situaciones suelen producirse en céspedes de clima frío en la época estival, cuando se produce la muerte de parte del sistema radicular. Este incremento de la materia orgánica puede inducir al taponamiento de los macroporos, lo que produce una menor tasa de difusión del oxígeno, estresando las raíces que no pueden absorber agua al disminuirse la respiración y la energía necesaria para tal proceso.

A partir de más de un 4% de acumulación de la materia orgánica en los primeros 5 cms del perfil de suelo, hemos de prestar atención a posibles situaciones de estrés, por bajo contenido de oxígeno y bajos valores de conductividad hidraúlica saturada. Recordemos que un 1% en peso equivale a un 5% en volumen. Por lo que es fundamental la labor de recebado de arena para diluir estas cantidades. Además, la transmisión de calor aumenta al aumentar el VWC y por tanto el estrés térmico.

Otras consecuencias de la acumulación son el escalpado, greens blandos, marcas de pisadas, piques profundos, etc.

Escalpado por exceso de materia orgánica

Por otro lado, aspectos positivos son el aumento de la capacidad de intercambio catiónico y la disminución de pH.

 

 

Materia orgánica I. ¿Qué es y cómo se mide?

Muestra de perfil de suelo

La materia orgánica presente en los perfiles de nuestras superficies deportivas en unos porcentajes mínimos, ayudan a la retención de agua y nutrientes y aporta resilencia a los putting greens. Por otro lado, un exceso provoca el taponamiento del espacio poroso e impide el movimiento libre a través del suelo, dando lugar a “rapados”, “acolchonamiento” y superficies blandas, inconsistencia en la rodadura de bola, crecimiento de musgo y altos daños por impactos de bola o “piques”.

La mejor forma de monitorizar el contenido en materia orgánica del perfil de suelo, consiste en el análisis de diferentes muestras a diferentes profundidades. La realización del análisis de una sola muestra, no nos revelará buena información de su contenido y propiedades físicas.

Diferentes estratos del perfil con diferentes contenidos en materia orgánica

El proceso de su determinación pasa por el secado de la muestra a 105 grados centígrados para la eliminación de toda la humedad. Posteriormente esta muestra seca, que presenta contenido mineral y orgánico, es pesada e introducida en un horno durante (al menos) dos horas a 360-440 ºC, de esta forma eliminamos la materia orgánica por calcinación. Cuando la muestra se enfría (hasta 150ºC) se pesa de nuevo, antes de que comience a absorber humedad del ambiente.

La diferencia entre ambos pesos, el previo y posterior al horno, nos da el peso en materia orgánica, que puede expresarse en forma de porcentaje sobre el peso de la muestra. Es importante realizar los análisis siempre con el mismo laboratorio para evitar inconsistencias en los resultados.

Cálculo del contenido de la materia orgánica por diferencia de peso con la muestra calcinada

Otro método de determinación es el método de Walkley-Black, en el cual se realiza una reacción química del carbono del suelo con un agente oxidante, dicromato potásico.

Una forma de diluir el contenido en materia orgánica consiste en la realización de recebados ligeros y frecuentes, si bien aún tiene más sentido la utilización de herramientas del cálculo de las dosis nitrogenadas en base a las necesidades de crecimiento, para ello cabe destacar la herramienta I-Greenkeeping.

Otros aspectos a tener en cuenta son la influencia en la conductividad hidráulica saturada, pues suele disminuir hasta en un 10% después de 6 meses de la creación de un green (Murphy. J.W (TGIF Record 28098) y Nelson, S.H (TIFG Record 1305)) y hasta más de una disminución del  30-40 %  de las condiciones originales debido a la acumulación de la materia orgánica después de dos años (Neylan, J. 1994 “Sand profiles and their long term performance” Golf and Sport Turf Australia). McCoy recomienda un máximo de un 3.5% de materia orgánica y advierte que la macroporosidad declina a partir de estos valores.

Los factores que aumentan el contenido orgánico en nuestras superficies deportivas son los siguientes:

  1. Temperaturas frías en céspedes de clima frio, pues la actividad microbiana declina y así la mineralización.
  2. Variedades de última generación con altas densidades de crecimiento.
  3. Bajo nivel de aireación en los perfiles de suelo, lo que conduce a condiciones anaeróbicas y estimula raíces adventicias superficiales.
  4. Inadecuados o muy ligeros recebos de arena.
  5. Adición de enmiendas orgánicas.
  6. pH ácidos, por debajo de 5.5, que limitan las actividad bacteriana y poblaciones de actinomicetos.
  7. Mantenimientos con altos aportes nitrogenados.
  8. Baja actividad de lombrices.

Robert N. Carrow “Surface Organic Matter in Bentgrass Greens” USGA. Turfgrass and Environmental Research Online.