Ahorra tiempo y dinero en el mantenimiento de tu terreno deportivo: TURFKEEPER

Imagen de gestión del mantenimiento con turfkeeper

El día a día en el mantenimiento de un terreno deportivo como puede ser un campo de golf o de fútbol es muy laborioso. Organizar tareas, asignar recursos, controlar el stock y los presupuestos…muchas veces el tiempo y dinero perdido en intentar sacar el máximo rendimiento al mantenimiento es muy elevado. Comprobada esta necesidad Tiloom ofrece la herramienta Turfkeeper.

Turfkeeper es un software que funciona como un cuaderno digital que ayuda y da apoyo en diferentes áreas y procesos:

  • Asignación de tareas: de manera sencilla se pueden asignar tareas a cada uno de los empleados, día a día, optimizando su tiempo para cada labor y registrando tanto el trabajo programado como el realizado.
Actividad diaria Turfkeeper

Asignación de tareas por hora y empleado (Actividad diaria-Turfkeeper)

  • Al asignar las tareas el programa, de forma automática, contabilizará las horas de cada miembro de la plantilla y si requiere de maquinaria imputará horas de trabajo al equipamiento. Asimismo, si las labores especificadas requieren de consumo de abonos, fitosanitarios u otros químicos, el propio programa lo descontará del inventario e imputará el coste a cada trabajo. Gracias a esta opción no es necesario llevar a cabo un recuento manual de los gastos.
    • Así, al final de cada periodo deseado (anualmente, mensualmente, …), se podrá ver el coste pormenorizado de cada actividad y recurso, maximizando la eficiencia en la gestión del mantenimiento del club, y aportando valiosa información para el control de los gastos.
Ejemplo de muestra de resultados Turfkeeper

Gráfico de costes extraído de la herramienta Turfkeeper

  • Control estricto del stock de productos: El programa, de forma automática, descuenta los productos que se vayan usando por lo que en todo momento muestra cuál es el stock de cada uno de ellos, así como el gasto que se ha llevado a cabo de los mismos, el parque de maquinaria o las posibles reparaciones que se hayan tenido que hacer.
  • De esta forma siempre hay disponible un presupuesto controlado, y se pueden establecer resúmenes, comparativas, y análisis de los periodos y los servicios deseados.

Con tan solo 20 minutos de trabajo diario en esta herramienta se pude obtener un retorno muy valioso.

Varios clubs de golf españoles ya disponen de Turfkeeper para el mantenimiento diario de sus campos y el ahorro en dinero, y sobre todo en tiempo, ha sido considerable. Consiguiendo mantener sus zonas con un rigor y un control de mantenimiento excelente.

Conceptos metereológicos IV. Ciclones y Anticiclones

ciclones y anticiclones

Los ciclones aluden a vientos intensos acompañados de tormentas o zonas de presión atmosférica baja (borrascas), las cuáles han estado presentes en España desde hace varias semanas, de ahí que no llegue el tan deseado tiempo veraniego. El opuesto a estas borrascas son los anticiclones, caracterizados por cielos despejados y buen tiempo.

¿Pero cómo se forman estos dos procesos?

La rotación de la tierra hace que el viento se curve, es el efecto Coriolis. El viento del hemisferio Norte se curva hacia la derecha y el del hemisferio Sur hacía la izquierda. De esta forma, llamaremos flujo ciclónico cuando el viento se curve en dirección opuesta a las agujas del reloj (hacia la izquierda) en el hemisferio Norte y en dirección a las agujas del reloj (hacia la derecha) en el hemisferio Sur, siendo contrario a su curva natural (pudiéndose formar los grandes ciclones conocidos como huracanes); y anticiclónico cuando se curva en su dirección normal, a las agujas del reloj en el hemisferio Norte y contra reloj en el Sur.

La presión atmosférica es un factor fundamental en los procesos meteorológicos, ya que las variaciones temporales que presenta, tanto verticales como horizontales, pueden definir fenómenos que afectan al tiempo y clima (fuente: Jose Antonio Perez Bonalde). Así se distinguen:

  • Anticiclones, centros de altas o zonas de altas presiones (> a 1013 hPa): en torno a las cuales las isobaras se cierran en círculos y en los que la presión aumenta desde la periferia al centro.
  • Depresiones, borrascas, centros de baja o zonas de bajas presiones (< 1013 hPa): en torno a las cuales las isobaras se cierran en círculos, disminuyendo la presión desde la periferia al centro.

Sistema de baja presión

Un área de alta presión es un área de la atmósfera donde la presión es alta con respecto a la de la región circundante en el mismo nivel. Está siempre asociada con la circulación anticiclónica (en la dirección de las agujas del reloj en el hemisferio Norte), por lo cual es básicamente lo mismo que un anti-ciclón. Los anticiclones se asocian generalmente con buenas condiciones de tiempo. También se puede decir que las altas presiones son una especie de ventiladores, porque ” soplan viento”.

Conceptos metereológicos III. La Gota Fría.

La Gota Fría: proceso y consecuencias

La Gota Fría, conocida en meteorología como DANA (Depresión Aislada en Altos Niveles Atmosféricos), se origina cuando una masa de aire frío (a cierta altura) se rodea bruscamente de aire caliente. El aire frío y denso desciende hacia la superficie terrestre y obliga al ascenso del aire caliente y húmedo formando rápidamente una nube que causa fuertes lluvias que pueden llegar a producir inundaciones.

La Gota Fría se forma cuando coinciden tres acontecimientos: mar caliente, atmósfera inestable en superficie y aire frío en altura. Cuando el mar se encuentra a temperaturas altas, desprende mucho vapor de agua. Si en esta situación llega una borrasca o frente frío y hay una bolsa de aire frío en altura, se produce una situación de inestabilidad del aire superficial que aumenta conforme ascendemos. El vapor de agua que libera el mar en gran cantidad, asciende arrastrado por la inestabilidad y se va condensando al encontrarse con la zona fría, formándose las nubes que pueden ir agrandándose a gran velocidad debido a la facilidad  que encuentra el vapor ascendente para subir hasta encontrarse con zonas más frías y, de esta manera, condensándose cada vez más agua. Este hecho provoca que en  muy pocas horas se puedan formar grandes nubes tormentosas.

Imagen proceso Gota Fría

Proceso de formación de la Gota Fría

La Gota Fría produce chubascos y tormentas de extraordinaria violencia (aunque de poca duración) que afectan normalmente a una zona poco extensa. Son frecuentes en las zonas costeras del Mediterráneo, sobre todo entre los meses de septiembre y octubre.

Cientos de árboles caídos en cadena como efecto de la Gota Fría en campos de Golf en el mediterráneo en Otoño 2016

Los campos de golf (sobre todo los de la zona costera del Mediterráneo) pueden verse afectados por este hecho meteorológico, por lo que es necesario tener en cuenta los posibles destrozos que se puedan originar en ellos (como caída de árboles, inundaciones de algunas zonas, problemas en el terreno…).